Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Teledermatología para reducir listas de espera

Un hospital sevillano implanta un sistema que permite resolver en 48 horas el 80% de las consultas pigmentarias

Rafael Caballero, de 15 años, tiene dos o tres verrugas en la espalda; aparentemente, nada importante. Pero su madre, Yolanda García, no está tranquila. Por eso, cuando vio en la televisión que en el centro de salud de su pueblo, San José de la Rinconada (Sevilla), habían puesto en marcha un programa para la detección precoz del cáncer de piel, mediante teledermatología, decidió acudir a su médico de familia.

Nada más recibirles, Amador Martín Calle les explica en qué consiste la teledermatología: "Con esta cámara digital fotografío tus verrugas", le dice a Rafael. "Luego, envío las fotos al especialista del hospital Macarena por la intranet del Servicio Andaluz de Salud. En el hospital las estudian y en 48 horas me dan un diagnóstico; me remiten un informe en el que dicen qué hay que hacer. En caso de que existan dudas sobre tus verrugas, el hospital te concierta una cita con el dermatólogo, que siempre será antes de 15 días".

Uno de los principales beneficios de este programa es su coste "casi ridículo"

El doctor continúa explicándole que sólo le falta responder y firmar la petición de teleconsulta. Tanto las fotos como toda la información que con ellas se adjunte es, siempre, confidencial. Para ello, se ha creado un sistema de códigos que sustituye al nombre del paciente para que nadie pueda saber, salvo el médico, a quién corresponden las lesiones pigmentarias tratadas.

Al cabo de dos días le comunican que, ante la necesidad de confirmar el diagnóstico, tiene una citación con el teledermatólogo. El especialista, David Moreno, verdadero impulsor de este proyecto, le ha convocado para dentro de una semana. La madre, Yolanda, teme que su hijo pueda tener un cáncer de piel. Pero Moreno sólo ha citado a Rafael para cerciorarse de que está bien hecho el diagnóstico y para ofrecerle la posibilidad de quitárselas. Cuando se lo dice, Rafael sonríe: "Bueno... Aunque a mí no me molestan".

David Moreno es el alma máter y verdadero impulsor de la Unidad de Lesiones Pigmentarias mediante Teledermatología, recientemente creada en el Hospital Macarena de Sevilla. En los dos meses que lleva funcionando ha emitido más de 400 diagnósticos, todos a partir de fotografías remitidas por una docena de médicos de familia responsables (uno por centro de salud).

El programa atiende ya a una población superior a 350.000 habitantes ubicada en la Sierra Norte de Sevilla. Pero hay otros distritos sanitarios y hospitales andaluces que tienen previsto implantarlo de forma inmediata ante "lo poco que cuesta y, sin embargo, los resultados magníficos que nos está dando el mismo", dice Rafael Carrasco, subdirector médico del Macarena.

De entrada, se está evitando el 80% de consultas hospitalarias por problemas de piel, consultas que se resuelven directamente en Primaria. Moreno sólo cita a los casos dudosos "que son, en su mayoría, lesiones pigmentarias benignas, pero que, ante la duda, prefiero ver directamente", explica.

Para el paciente, todo es más cómodo y rápido. "Te ahorras tiempo y desplazamientos innecesarios al hospital", reconoce el paciente Matías Mora. Para el sistema sanitario, el mayor beneficio de la teledermatología reside en poder eliminar las listas de espera en esta especialidad a un coste "casi ridículo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de marzo de 2004