Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MATANZA EN MADRID | Repulsa unánime

Europa declara el 11-M Día de las Víctimas del Terrorismo

El Parlamento Europeo, a propuesta del Partido Popular, declaró ayer el 11-M como el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo. Con la bandera europea a media asta, todas las instituciones europeas reaccionaron ayer a los atentados de Madrid con profunda conmoción y con alegatos de solidaridad a favor del pueblo español y contra el terrorismo. "Es el peor acto de terror en la historia de España, el peor acto de terror en la memoria de cualquier Estado miembro", proclamó ante el pleno de la Eurocámara su presidente, el irlandés Pat Cox, mientras la congoja dificultaba al intérprete español continuar con la traducción simultánea.

A la inmediata convocatoria de manifestación de la Coordinadora por la Paz en la plaza Schuman, en el corazón del barrio europeo de Bruselas, acudieron a las 13.00 unas mil personas, funcionarios españoles en su mayoría, que recibían los pésames de colegas de otros países. En el centro de tal manifestación se congregaron, entre otros, el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi; el alto representante de la UE, Javier Solana; la vicepresidenta de la Comisión, Loyola de Palacio, y los comisarios europeos de Exteriores, Chris Patten, y Justicia e Interior, António Vitorino. Junto a ellos, el embajador de Estados Unidos, Rockwell A. Schnabel, calificó los atentados de crímenes contra la humanidad.

"No más bombas"

"Ésta es una declaración de guerra contra la democracia", dijo Pat Cox ante el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo. "Dejemos al domingo que la democracia española dé una respuesta fuerte, que demuestre estar determinada a acabar con el terrorismo con todos los medios a su alcance". Después, en español, añadió: "No más bombas, no más muertos. Entre todos acabaremos con los terroristas". Todos los grupos políticos de la Eurocámara emitieron, "horrorizados", como dijeron los Verdes, comunicados contra lo sucedido. "No se puede tolerar ni el diálogo ni las posiciones ambiguas contra el terrorismo", decía el del grupo mayoritario, el PPE. "Los demócratas debemos seguir luchando juntos", dijo el presidente del PSE, Enrique Barón.

El presidente de turno de la UE, el primer ministro irlandés, Bertie Ahern, condenó la "atrocidad perpetrada", que, dijo, "es un ataque al proceso democrático que ninguna causa política puede justificar". Javier Solana llamó a la unidad del pueblo europeo contra el terrorismo. "Es un atentado tan sanguinario y feroz como inútil e insensato", dijo Prodi.Así como el Parlamento Europeo, el Consejo de Ministros europeo de Competitividad se inició también con un minuto de silencio. Lo mismo sucedió en la habitual conferencia de prensa de la Comisión. Entre la comunidad española en Bruselas ya circulaba la próxima convocatoria de manifestación: esta tarde a las 19.00.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de marzo de 2004