Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POESÍA

Culmina con Alberti y Altolaguirre la edición artesanal de poetas del 27

Los poetas Rafael Alberti y Manuel Altolaguirre recibieron ayer sendos homenajes por parte de la Concejalía de Las Artes que, a través de la Imprenta Artesanal, acaba de editar dos de sus mejores obras, como ya hiciera con otros 11 autores de la generación del 27. Se trata de las ediciones de Cal y Canto, de Alberti, y de Fin de un amor, de Altolaguirre, que se acompañan de dos glosas dedicadas respectivamente por Francisco Díaz de Castro y Maya Smerdou, sobrina del poeta malagueño.

La edición ha sido primorosamente elaborada desde el último vestigio vivo de la tradición impresora artesanal madrileña, que el Ayuntamiento atesora en el sótano del cuartel del Conde Duque. La idea de estas ediciones partió hace diez años de Álvaro Martínez Novillo y Juan Antonio Gómez Angulo. Fue precisamente junto a esta ya centenaria imprenta Planeta, fabricada en Dresde, donde Alicia Moreno, concejal de Las Artes, anunció ayer el homenaje a los dos poetas de la generación del 27.

Moreno introdujo al editor y poeta Jesús Munárriz, quien dijo: "El léxico de Alberti funde la modernidad -"funiculares, dinamita, telegramas, aviadoras"- y el clasicismo -"sirenas, amazonas y unicornios"-. Díaz de Castro definió al gaditano como "poeta nómada", mientras que la catedrática Milagros Arizmendi subrayó que sin la entrega editorial de Altolaguirre "el 27 no hubiera podido crear la unidad de grupo que alcanzó". Maya Smerdou leyó un fragmento de su tío: "Amar es hundirse, huir en la profunda noche". E insinuó que su muerte en Burgos, en 1959, no fue accidental.

Los libros (a 18 euros cada uno) pueden encontrarse en librerías especializadas y en la Tienda de Madrid (Ronda de Toledo, 1).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 2004