Reportaje:

Una 'luna de miel' imborrable

Un juez condena a una agencia de viajes a pagar unas nuevas vacaciones a unos recién casados a quienes perdió el equipaje

El matrimonio ilicitano que forman Silvia y Daniel tendrán una nueva oportunidad para pasar su luna de miel pagada, tras la condena de la Audiencia Provincial de Alicante a Viajes Marsan a que abone a la pareja un nuevo viaje por la pérdida de una maleta en el trayecto aéreo de Alicante a Punta Cana (República Dominicana).

El matrimonio viajó el 18 de noviembre de 2002 del aeropuerto de L' Altet a Madrid con dos maletas, según explica Silvia. Una de ellas, la que contenía la ropa, no llegó nunca al Caribe. "Fue un infierno porque llevábamos sólo unos vaqueros y una camiseta", añadió. "Allí sólo pudimos comprar unas chanclas y un bañador, así que íbamos de la habitación a la piscina", comentó Daniel. Como no llevaban ropa adecuada y no pudieron comprar nada en Punta Cana, se privaron de acudir a las salas de fiestas, restaurantes y excursiones. "Fueron nueve días de infierno", afirman.

La sentencia ordena a Viajes Marsan que indemnice a la joven pareja con el importe total de un nuevo viaje, los gastos por la compra de ropa y el consumo de teléfono, una cantidad que asciende a 2.723,95 euros.

El fallo del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Elche determinó que la pérdida de su maleta y la falta de soluciones de la empresa causó que "el viaje más significativo de sus vidas, se plagara de dificultades y obstáculos que imposibilitaron su pleno disfrute y oscurecieron su recuerdo, que dada la índole, debe ser imborrable". La decisión del magistrado, que fue ratificada por la Audiencia, entiende "justo" el abono íntegro de un nuevo viaje. En este sentido, el letrado de la pareja, José García Vicente, indicó que de no haber denunciado, los jóvenes hubieran recibido de la empresa una indemnización de 150 euros, que "no compensa el sufrimiento". "La razón que nos ha dado la Justicia no puede darnos la luna de miel que nunca tendremos", quiso aclarar Silvia. "En aquellos días discutimos mucho y lo que iba a ser especial no lo fue y nunca lo será", añade. "Haremos un viaje a Europa con el dinero, pero no será nuestra luna de miel", se lamenta Daniel.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS