Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINION DEL LECTOR

Derechos enfrentados

Tras el paso de los Carnavales, queremos dar respuesta al escrito enviado por el CAT a los medios de comunicación. En él se dice que "elevar el ambiente festivo del Carnaval es imposible realizarlo sin generar ninguna distorsión en la paz nocturna". Dicho de otra forma, que para organizar una actividad lúdica, en Carnavales o en otra fecha, hay que conculcar un poco el derecho de los vecinos al descanso, pues "elevar el ambiente festivo" ha sido, en la práctica, organizar actividades en horario nocturno.

Señores del CAT y del Ayuntamiento que lo permite: no se "mata un poco", no se "maltrata un poco", no se "conculca un derecho un poco"... Se mata, se maltrata o se conculca un derecho. También expone en su escrito que "son fechas especiales en las que el Ayuntamiento está, a su entender, obligado a programar actividades lúdicas respetando el equilibrio entre el derecho de los vecinos al descanso y el derecho al ocio nocturno". Efectivamente, el derecho de las personas al descanso es un derecho que debe ser protegido, el derecho al ocio nocturno, no. En toda caso, querrá decir al ocio en general. Esta asociación valora negativamente la programación realizada para estos Carnavales, por la discriminación que supone para nuestro barrio, la Parte Vieja, por promover incumplimientos de normativas municipales y por intentar inculcar en la ciudadanía en general y en la juventud en particular, que el divertimento está aparejado inevitablemente al ruido y al alcohol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 2004