Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2004

IU exige a Zapatero que se comprometa a intentar formar Gobierno aunque no sea el más votado

Izquierda Unida dejó ayer claro, en sus primeros mensajes de campaña, que no tiene intención de asumir la "OPA hostil del PSOE", en referencia de Gaspar Llamazares a la promesa de José Luis Rodríguez Zapatero de que no gobernará si no es más votado que Mariano Rajoy. IU envió ayer una carta al PSOE y a los tres partidos nacionalistas de izquierda -BNG, ERC y CHA- en la que les pide un compromiso público de que si la suma de sus fuerzas les otorga una mayoría suficiente para gobernar asumirán "esa voluntad de representar políticamente los deseos de un cambio de verdad en España". Una especie de pacto preelectoral informal.

La carta pide una respuesta inmediata a esta oferta. "Creemos que la izquierda tiene una responsabilidad en estas elecciones que no puede ni debe eludir: ganar la ilusión de millones de ciudadanos para un cambio imprescindible y de verdad en España".

La exigencia a Zapatero para que rectifique estuvo en todos los discursos de ayer en Barcelona y Santa Coloma de Gramenet, donde IU comenzó su campaña. No sólo lo dijo Llamazares. También Rosa Aguilar, alcaldesa de Córdoba, y Joan Herrera, cabeza de lista por Barcelona de la coalición entre Iniciativa per Catalunya y Esquerra Unida i Alternativa, la federación catalana de IU. Las protestas contra la decisión de Zapatero fueron muy aplaudidas por el medio millar de personas que asistieron al mitin. Aguilar cosechó una ovación con sus referencias a la inmigración andaluza en Cataluña. Los jóvenes eran esta vez minoría entre el público, si bien Herrera, de 32 años, quiere representar la renovación generacional en la izquierda. Herrera consideró "insólito" que los socialistas apuesten por el voto útil, "con la que está cayendo", en referencia a la mayoría absoluta del PP.

El referente de Cataluña

La decisión de empezar la campaña en Cataluña no es casual. IU apuesta por un Gobierno de la izquierda plural, y sus dirigentes consideran que quien mejor representa esa idea, pese a los problemas de las últimas semanas, es el tripartito catalán. "Déjenles gobernar", pidió Rosa Aguilar.

Cataluña representa no sólo esa capacidad de IU de gobernar en coalición sino también la ruptura con la historia de constantes escisiones y expulsiones que marcó la última etapa de Julio Anguita. Las relaciones entre IU e Iniciativa, hasta hace poco enemigos, pasan por un buen momento. No hubo ni un solo matiz diferenciador en los discursos de Llamazares y Herrera, que se elogiaron mutuamente. IU cuenta además con sumar los votos que obtenga la coalición en Cataluña para que, comparados con los resultados de 2000, salga ganando en cualquier caso. Lo que aún no está claro es si los diputados de Iniciativa se integrarán en el grupo parlamentario de IU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2004