Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cuentas del Estado cierran 2003 con un superávit histórico del 0,3%

La Seguridad Social compensa con creces el déficit de comunidades y ayuntamientos

Las cuentas del Estado, incluidas las comunidades autónomas y los ayuntamientos, registraron en 2003 el primer superávit de su historia. El saldo entre ingresos y gastos arrojó un excedente de 2.574 millones de euros, equivalente a tres décimas del producto interior bruto (PIB). La aportación de los entes territoriales, con un déficit del 0,3%, redujo a la mitad el superávit del 0,6% anunciado en principio por Hacienda, que sólo incluía Estado y Seguridad Social. Ha sido este último capítulo el principal responsable de la bonanza de las cuentas públicas.

El Estado en su conjunto logró en 2003 ingresar 2.574 millones de euros más de lo que gastó. Ese superávit histórico mejora la previsión con la que el Ejecutivo elaboró sus cuentas para 2003 (déficit cero) y obedece fundamentalmente a la buena marcha de la Seguridad Social. La intensa creación de empleo (485.000 nuevos puestos) permitió que este capítulo cerrara con un saldo positivo equivalente al 1% del PIB. Esa fortaleza del empleo contrarrestó el menor crecimiento económico registrado en 2003, un 2,4% frente al 3% esperado inicialmente.

Las administraciones centrales registraron cuatro décimas de déficit, las comunidades autónomas cerraron con dos décimas y los ayuntamientos, los más cumplidores, con una décima negativa. La suma de todas las administraciones públicas arroja un superávit del 0,3%, cifra que contrasta con el déficit del 2,8% en la zona euro, según los datos que presentó ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Consejo de Ministros.

Deuda de RTVE

Las cifras expuestas ayer por Montoro incorporan ya a las comunidades y los ayuntamientos. El pasado lunes, el ministro dio a conocer sólo los datos referentes al Estado y la Seguridad Social, que arrojaban un superávit del 0,6%. Tras la corrección a la baja de ayer, el responsable de Hacienda quiso dejar claro a quién obedece el logro de cuadrar las cuentas: "El esfuerzo en el superávit lo han hecho las administraciones centrales". Más en concreto, la Seguridad Social.

Las cuentas de 2003 recogen por primera vez tanto el déficit como la deuda de Radio Televisión Española (RTVE), por orden de Bruselas. Los 618 millones de euros de déficit del ente han supuesto una merma de una décima en el saldo final. Mayor impacto ha provocado la deuda. El pasivo del Ente Público, superior a 6.000 millones de euros, ha engrosado en ocho décimas el dato final de la deuda del Estado (50,8%), que, pese a todo, a descendido respecto al 54,6% de 2002.

El resultado de 2003 mejora las cuentas de 2002, que se saldaron con equilibrio presupuestario, fruto de siete décimas de superávit en la Seguridad Social, un menor déficit que el actual en las administraciones centrales y el mismo resultado en las territoriales. La Ley de Estabilidad Presupuestaria obliga a todas ellas desde 2002 a cerrar sus cuentas sin números rojos. Sin embargo, este año será el primero en que el incumplimiento de ese objetivo por parte de algunas derive en responsabilidades.

Pese a que el Gobierno no ha facilitado los datos desglosados por comunidades y ayuntamientos, ese déficit territorial del 0,3% aglutina cifras negativas y positivas según cada administración. La ley obliga a los incumplidores a elaborar un plan económico-financiero para recuperar el equilibrio, bajo la supervisión del Ministerio de Hacienda. En caso de que las entidades locales no consigan eliminar sus desequilibrios en el plazo de tres años, el Ejecutivo puede negar la autorización para emitir deuda.

Las comunidades autónomas gestionan ya casi la mitad del gasto público del Estado. Entre esas atribuciones figuran las partidas más proclives a registrar déficit, como son la sanidad y la educación. El año pasado no trascendió la lista de las comunidades con déficit ni las que consiguieron cuadrar sus cuentas, pero este año será necesario identificar a las administraciones díscolas para imponerles su sanción.

En un plazo aproximado de dos meses se reunirá el Consejo de Política Fiscal y Financiera, órgano en el que la Administración central y las territoriales se reúnen para hablar de sus cuentas. Será en ese ámbito donde se elabore el plan de saneamiento que habrá de seguir cada una de las deficitarias.

Fondo de Reserva

El Consejo de Ministros dio ayer también su visto bueno a una nueva dotación de 3.000 millones de euros para el Fondo de Reserva, la hucha de la Seguridad Social que sirve como garantía para el pago de las pensiones. Esta aportación, anunciada por el presidente del Gobierno, José María Aznar, el martes pasado, eleva a 15.182 millones de euros la cuantía del fondo. Esa cantidad, un 2,06% del PIB, representa más de tres mensualidades de abono de pensiones en España. Lo almacenado hasta el momento supone un aumento del 152,61% respecto de las previsiones del Ejecutivo para esta legislatura, según aseguró ayer Montoro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2004