Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 2004

El Gobierno rechaza de nuevo convocar el Pacto Antiterrorista

El Gobierno rechazó ayer formalmente la petición socialista de convocar la Comisión de Seguimiento del Pacto Antiterrorista con el argumento de que el secretario general de ERC, Josep Luis Carod Rovira, no ha rectificado su actitud tras reunirse con ETA y tampoco ha informado al Gobierno de ese contacto, pese al requerimiento que le hizo el presidente de la Generalitat, el socialista Pasqual Maragall. El secretario general de la Presidencia, Javier Zarzalejos, formalizó el rechazo a través de una carta enviada, ayer por la tarde, a su interlocutor socialista en el Pacto Antiterrorista, Alfredo Pérez Rubalcaba, en respuesta a la que éste le cursó el viernes.

Si Rubalcaba respaldaba su petición de reunión en que el punto nueve del Pacto Antiterrorista propone que debe convocarse para saldar las discrepancias entre los firmantes, Zarzalejos se remitía ayer, en su respuesta, a una cuestión previa: las "actuaciones inconciliables" de los socialistas con el Pacto Antiterrorista al mantener su alianza de Gobierno con ERC en Cataluña cuando su secretario general, Carod Rovira, no se ha autocriticado por reunirse con la banda. Zarzalejos abundó en que es incompatible el Pacto Antiterrorista con el mantenimiento de compromisos con partidos que mantienen relación con el terrorismo.

También rechaza Zarzalejos la propuesta de Rubalcaba de ampliar el pacto a otros partidos. "Las propuestas de ampliación del Pacto implicarían una modificación sustancial del Acuerdo en los términos en que fue firmado, claramente definidos por el PSOE como un pacto entre el partido que gobierna España y el que en un futuro puede gobernar", precisa la carta.

El secretario general de la Presidencia recuerda en la misiva que "otras fuerzas políticas lo han asumido expresamente, adhiriéndose al mismo", en alusión a UPN y Coalición Canaria. Y precisa que "en vez de ambiciones de ampliación del Pacto, nos bastaría con que no hubiera partidos empeñados en quebrar la política antiterrorista definida en aquel, menos aún si dichas fuerzas son, como en el caso de ERC, socios de Gobierno de uno de los firmantes". Explica también Zarzalejos que las reuniones de la Comisión de Seguimiento del Pacto Antiterrorista han estado precedidas siempre por un trabajo previo que ha permitido a éste órgano "adoptar acuerdos e impulsar iniciativas de desarrollo y aplicación coherente del Acuerdo con eficacia contrastada". "No es éste el caso en la situación actual", termina Zarzalejos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2004