El mundo gráfico de Pierre Le-Tan aparece en 200 dibujos

El Reina Sofía monta la primera exposición

"Pierre Le-Tan hace dibujos para leer y escribe para mirar". El escritor José Carlos Llop citó ayer esta frase de Umberto Pasti para presentar la figura y la obra del dibujante e ilustrador Le-Tan (París, 1950). El Museo Nacional Reina Sofía, de Madrid (Santa Isabel, 52, www.museoreinasofia.mcu.es), ha reunido 200 dibujos, lienzos, objetos y libros de los últimos 30 años en la primera exposición que le dedica un museo.

Uno de los dibujos de la exposición, Mère et enfant (Toboré y Édouard), figura en Letaniana, la primera parte de la exposición de Pierre Le-Tan, abierta hasta el 3 de mayo en la tercera planta del Museo Nacional Reina Sofía. La madre y el niño, hijo del artista y nacido el año pasado, asistieron ayer a la presentación de la muestra, la primera que dedica un museo al dibujante francés, hijo de un pintor hindochino, Le-Pho, y de una mujer parisina de padre militar.

Un reciente autorretrato abre esta zona que rastrea la parte más personal del artista, con algunos objetos de coleccionista convertidos en marcos de sus obras. En 1995, Sotheby's de Londres celebró una subasta con piezas de su colección de arte neorromántico y surrealista. También aparece su obra literaria, con una docena de títulos, sobre todo cuentos infantiles y libros de viajes, y sus colaboraciones con el novelista francés Patrick Modiano, para el que realiza las portadas de sus novelas.

El director del museo, Juan Manuel Bonet, y el escritor José Carlos Llop, comisario de la exposición, contaron ayer sus aficiones comunes por las relaciones entre la pintura y la literatura y el descubrimiento de Le-Tan en ilustraciones de revistas y libros cuando pensaban que era un seudónimo de Patrick Modiano. Para Bonet, es una exposición "que va a hacer las delicias de los amantes de la ilustración, de la metafísica, del gabinete de curiosidades y de los partidarios del diálogo, desde la pintura, con la literatura". Destaca de su obra el viaje literario y dibujístico sobre Tánger, la descripción de París a partir de sus propios recuerdos y recuerdos "ajenos y ajados", que crean unas imágenes sutiles que se identifican con la línea clara del cómic. "Está siempre presente la memoria, esa memoria que lo hace parodiar inmejorablemente, dibujando y escribiendo, viejos diarios íntimos de épocas idas".

El visitante de la muestra recuerda las imágenes vistas en revistas como The New Yorker, Vogue Décoration o The World of Interiors, o en el diario Le Monde para identificar las ilustraciones de Pierre Le-Tan, que en el montaje aparecen los originales y las reproducciones en las publicaciones.

Llop describe los temas que predominan en la obra de Le-Tan. "Un interior recién abandonado por sus ocupantes; una calle con un solo transeúnte que no sabemos adónde va y tampoco de dónde viene; un rostro que nos mira en una galería de retratos; un barco atracado en una ciudad norteafricana; las fachadas de París, siempre con las persianas cerradas, como si las casas estuvieran vacías o sus habitantes muertos".

El mundo letaniano agrupa los dibujos, objetos, libros y pinturas más cercanas al artista en el comienzo del montaje para presentar por temas sus trabajos, como el mar, los viajes, las ciudades de Tánger y París, los edificios, los interiores, sus trabajos para The New Yorker y otras ilustraciones de cubiertas para Folio, Faber & Faber y otras editoriales, y una galería de retratos, en los que José Carlos Llop observa "un adelgazamiento en su manera de dibujar, en una estilización de lo simple". También se presentan objetos de sus diseños publicitarios, desde cajas y pañuelos a etiquetas de vinos.

El catálogo, diseñado por Alfonso Meléndez, contiene artículos de José Carlos Llop, Patrick Modiano, Patrick Mauriès y Umberto Pasti y un texto autobiográfico de Le-Tan. "Qué arduo resulta tratar de escribir sobre nuestro recorrido vital y nuestro trabajo. Me parece tan difícil como volver a recomponer un plato roto en mil pedazos", escribe. Ayer comentó su obra con las mínimas palabras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de febrero de 2004.

Lo más visto en...

Top 50