Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francesc Torres retira su obra de la exposición censurada en Castellón

El artista amenaza con actuar legalmente contra la Generalitat

El artista Francesc Torres ha exigido la retirada de su obra que debería permanecer expuesta en el Espai d'Art Contemporani de Castellón (EACC) hasta el 28 de marzo dentro de la muestra colectiva sobre la violencia contemporánea, Tinieblas. La Generalitat, gobernada por el PP, intentó que la muestra pasara inadvertida al suprimir la publicidad, los actos de presentación e inauguración y la publicación del catálogo. Torres considera que ha habido "censura" y se ha "conculcado" su "libertad de expresión" porque se ha "secuestrado" el catálogo.

El consejero de Cultura, Esteban González Pons, manifestó el 30 de enero, día de la apertura al público de la exposición, que la línea que separa la apología y la denuncia de la violencia era muy estrecha y reconoció su intención de suprimir algunos párrafos del catálogo. Y aunque anunció la publicación del mismo, ésta no se ha llevado a cabo hasta la fecha. De hecho, desde Castellón Cultural, sociedad pública que preside el propio González Pons, se ha señalado que no iba a salir a la luz. Como contrapartida a esta exposición, González Pons llegó a hablar del futuro montaje de una exposición en homenaje a Miguel Ángel Blanco. Todo ello generó una agria polémica que aún continúa.

En su comunicado al EACC, Torres afirma: "Si esta exigencia [retirar su obra] no se cumple (...) me veré obligado, muy a pesar mío, a emprender acción legal contra la Consejería de Cultura de la Generalitat Valenciana". Torres ha expuesto en centros como el Whitney Museum of American Art y el Museum of Modern Art, de Nueva York, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM). A lo largo de su dilatada y reputada trayectoria, el artista plantea en su obra una reflexión en torno a conflictos raciales, políticos y bélicos.

"Es evidente que la exposición ha sido censurada de la forma más burda por el consejero de Cultura", señala el artista, al tiempo que indica que el PP "parece pensar que sus opciones de voto están en proporción directa con el estado de crispación social que sus dirigentes llevan años generando sistemáticamente en España". Francesc Torres sostiene que la decisión adoptada por González Pons respecto a la exposición comisariada por el propio director del EACC, Manuel García, responde a un "acto inquisitorial impensable en una sociedad democrática, pero perfectamente acorde con el franquismo y falangismo sociológicos que alimentan las formas y los actos del Partido Popular".

Tinieblas: poéticas artísticas de la

violencia, que así se llamaba la exposición antes de que la Consejería de Cultura mutilara el apéndice, no contó con acto de inauguración por prohibición expresa y orden de Castellón Cultural. González Pons ha negado reiteradamente que haya habido censura, dado que la exposición se ha abierto al público con todas las obras iniciales.

La muestra exhibe imágenes impactantes y semejantes a las que ofrece cualquier telediario o películas de las llamadas de acción, sobre violencia histórica, política, social, delictiva, publicitaria, erótica o marginal. Generaron especial polémica la recreación de un hombre pegándose un tiro en la sien o la de un padre enseñando a disparar. Tinieblas, como el resto de las actividades programadas en el Espai, llama a la reflexión y, para ello, el catálogo es parte necesaria para su comprensión.

Francesc Torres no es el único que ha reaccionado ante la decisión de Cultura. Otros participantes en la exposición, Silvia Uslé y Daniele Buetti, ya manifestaron su sorpresa y protesta ante la censura, así como Milagros de la Torre y Dieter Appelt.

"¿Han quemado o destrozado ya mi obra?", pregunta Appelt, quien califica la decisión de la Consejería de "dictadura cultural". "Es increíble que crean que los trabajos son apologías a la violencia cuando justamente eso es lo que analizamos y criticamos a través de los proyectos", denuncia De la Torre. En la exposición están representados 12 artistas de todo el mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 2004