Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de policías y obreros contusionados en la protesta de los astilleros de Cádiz

El grupo público Izar anuncia el despido de 400 trabajadores en la factoría de Puerto Real

La bahía de Cádiz vivió ayer la jornada de protesta laboral de mayor tensión de los últimos años. Unos 4.000 trabajadores de las tres factorías de Izar y de las industrias auxiliares se enfrentaron a agentes antidisturbios en el puente José León de Carranza, la carretera industrial, los exteriores de la factoría y el puente de San Fernando. Como consecuencia de los enfrentamientos, hubo decenas de contusionados y tres trabajadores y un policía resultaron heridos. En Sevilla, los trabajadores de Izar cortaron la carretera de la esclusa y provocaron cuatro horas de retenciones en la SE-30.

Uno de los operarios heridos en Cádiz sufrió una fuerte hemorragia por el impacto de una pelota de goma en un ojo. Los otros dos fueron atendidos de una brecha en la cabeza y un fuerte golpe en el pecho. Los policías, que llegaron en una veintena de furgones antidisturbios, cargaron contra los operarios que secundaron ayer su segunda jornada de protesta. Los sindicatos anunciaron que "radicalizarán" las movilizaciones contra el expediente de regulación de empleo que la dirección del grupo naval Izar anunció que aplicará en la factoría de Puerto Real y que afectará a unos 400 trabajadores hasta junio de 2004.

Los mayores enfrentamientos se registraron en el puente de Carranza de Cádiz, donde unos 2.000 trabajadores cortaron a las 12.00 el tráfico con tres barricadas de madera y neumáticos ardiendo. Los incidentes comenzaron cuando los obreros intentaron acercarse a la torreta de control del puente para inutilizarla. Durante una hora, los agentes lanzaron botes de humo y pelotas de goma a los trabajadores, que respondieron con tuercas y tornillos. La masiva presencia policial obligó a los trabajadores a refugiarse en la factoría. La circulación en el puente no quedó restablecida hasta las 16.00.

De igual manera, los policías cargaron contra medio millar de trabajadores que derribaron un muro para intentar cortar las vías ferroviarias cerca de la estación principal de Renfe en Cádiz. En San Fernando, la plantilla no pudo salir de la factoría ante la acción de la policía, que impidió la protesta. Según denunció Francisco Fernández Lucas, presidente del comité de empresa de San Fernando, los agentes se emplearon con "una virulencia extrema" e impidieron a los trabajadores secundar el corte del puente de Carranza.

En Sevilla, dos grupos de operarios cortaron la carretera de la esclusa y bloquearon la entrada al puerto sevillano a las 6.30. Rodeados de un fuerte dispositivo policial, los trabajadores utilizaron contenedores de basura y quemaron neumáticos frente a la factoría, a pocos metros del puente del V Centenario, fuertemente vigilado por agentes antidisturbios para impedir que dicho acceso a la capital hispalense fuera cortado. La protesta ocasionó, no obstante, fuertes retenciones de tráfico en la SE-30 durante más de cuatro horas.

Precisamente, ayer Izar publicó su resultados que registraron en 2003 unas pérdidas de 30 millones de euros, lo que supone una reducción del 75%, según los datos provisionales anunciados por el presidente de la SEPI, Ignacio Ruiz-Jarabo. Ante la buena evolución -las pérdidas de Izar han pasado de los 173 millones de 2000, a 152 millones en 2001 y 121 millones en 2002, y finalmente a sólo 30 millones el pasado año-, Ruiz-Jarabo aseguró que "no es impensable" que los astilleros puedan alcanzar el equilibrio presupuestario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de febrero de 2004