Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMV suspende los fondos de Commerzbank por errores contables

El organismo aprecia irregularidades en el cálculo del valor de sociedades y activos

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidió ayer suspender la cotización y suscripción de los fondos y las sociedades de inversión gestionados en España por Commerzbank. La drástica medida, que ocurre por vez primera en España, afecta a un patrimonio de casi 70 millones de euros con más de 1.000 accionistas y partícipes. La CNMV detectó irregularidades en la valoración de las divisas. Afina alude a problemas informáticos en el cálculo del valor de fondos y sociedades, y asegura que los corregirá antes de acabar el mes. Los inversores afectados por el cálculo erróneo deberán ser compensados.

Aunque Commerzbank lanzó a primera hora de la mañana un comunicado en el que pedía al organismo supervisor el cese temporal de la actividad (cotización, suscripción y reembolso) de sus fondos y sociedades de inversión, lo cierto es que esta petición coincidía ya con el descubrimiento de irregularidades por parte de la CNMV en su supervisión rutinaria de las gestoras de los fondos de inversión. Según fuentes del mercado, los errores podrían estar relacionados con el cálculo de valoración de activos que están en divisas.

El interés de la CNMV por proteger la industria de los fondos se explica en que este sector agrupa a 7,7 millones de clientes que han invertido casi 198.000 millones de euros gestionados en 2.471 fondos. Hace sólo diez años esta cifra era 5,5 veces menor.

Así, por vez primera -descontando la parálisis producida por los atentados del 11 de septiembre de 2001 ante el cierre de Wall Street-, el organismo presidido por Blas Calzada atendió con celeridad la petición de Commerzbank y suspendió temporalmente la actividad de nueve sociedades de inversión (Linanto, Afina Darwin Systems, Bucle Inversor, Multigestores Trading, Areitio Mora Inversiones, Eurohispano Opciones, Nasecad Inversiones, ITH Bolsa e Inversiones Deva), y a seis fondos de inversión (Multigestores, Afina Pentos, Fima Global, Afina Estratégico, Multigestores Alternativos y Afina Internacional).

Estas instituciones de inversión colectiva contaban a mes de septiembre de 2003 con un patrimonio de 69 millones de euros, repartidos en 42 millones para las socieades y 27 millones en el caso de los fondos. Los fondos cuentan con el BNP Paribas y la agencia de valores y bolsa Afina Pentor como depositarios de los fondos y encargadas finalmente en liquidar las operaciones de compraventa. Según la Ley de Inversión Colectiva, las entidades depositarias son responsables de verificar la información que facilita la gestora. De esta manera realizan un segundo control, que debe proteger ante irregularidades.

Commerzbank explica que se han producido "incertidumbres en el cálculo de los valores liquidativos y teóricos de las mismas, ocasionadas por diversos errores que hemos detectado en la contabilidad de esas entidades originados por la aplicación informática empleada". Asimismo, se comprometen a entregar al organismo supervisor antes del próximo 31 de enero el informe de auditoría externa que se está realizando y también completar la presentación de los estados a cierre del pasado año.

Advertencia

Fuentes del sector apuntan que una vez que se conozcan esos errores en el cálculo del valor liquidativo de los fondos o del precio en las sociedades de inversión, los inversores deberán ser compensados o, en su caso, devolver las cantidades percibidas de forma incorrecta. En este sentido, afectaría a aquellos inversores que hubiesen vendido o adquirido participaciones desde el momento en que se produjeron los errores de contabilidad.

Pero la medida ha provocado extrañeza en el conjunto del sector. Desde una gestora de fondos apuntan que "si la CNMV, en su labor de supervisión habitual, detecta un error en el cálculo del valor liquidativo o del precio de la acción de una sociedad de inversión, lo normal es que se compense al inversor que compró o vendió en esas fechas del cálculo, pero nunca una suspensión de la actividad", explican.

Otras fuentes apuntaban la posibilidad de que el organismo regulador haya querido advertir de que no permitirá más irregularidades de este tipo en el sector, que han sucedido en algunas gestoras de escaso volumen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de enero de 2004