El Ejército mata a un niño palestino que cazaba pájaros en un campo de Gaza

El cadáver de un niño de 11 años fue encontrado ayer junto a la verja electrificada que rodea la franja de Gaza, donde fue abatido de un tiro en la cabeza, aseguraron fuentes sanitarias palestinas. La víctima, natural del campo de refugiados de Yabalia, formaba parte de un grupo de adolescentes palestinos que se acercó más de lo permitido a la valla y desencadenaron la reacción de los soldados, que alcanzaron a otros dos de sus compañeros. Según los niños, lo único que hacían era intentar atrapar pájaros para luego venderlos en el mercado. Según la oficina del portavoz militar israelí, se aproximaron con una escalera con la pretensión de saltar al otro lado, lo que obligó a los soldados a disparar contra sus piernas.

Más información

También en el paso de Erez se produjeron varios heridos -aunque en este caso leves, dado que se utilizaron balas recubiertas de caucho y gases lacrimógenos- cuando los jornaleros palestinos que salen a trabajar a Israel protestaron por las nuevas medidas de seguridad. Desde que el 14 de enero una suicida se inmolara en uno de los accesos, se ha reducido el número de puertas, lo que obliga a los trabajadores a esperar de pie durante horas antes de poder pasar por los controles. Las nuevas restricciones, necesarias según el portavoz militar, provocaron disturbios que fueron rápidamente reprimidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de enero de 2004.

Lo más visto en...

Top 50