Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SEGURIDAD DE LAS TROPAS ESPAÑOLAS EN IRAK

Solidaridad del Gobierno y la oposición con el agente herido

Representantes del Gobierno, del PP y del principal partido de la oposición, el PSOE, expresaron ayer su solidaridad con el comandante de la Guardia Civil Gonzalo Pérez García, de 42 años, herido muy grave tras recibir un tiro en la cabeza en Al Hamsa (Irak). Todos ellos coincidieron en desear una pronta recuperación al herido.

El ministro de Defensa, Federico Trillo-Figueroa, destacó en Ronda (Málaga) la "gran experiencia" del comandante Pérez, quien ejerce de jefe de seguridad y asesor de la Brigada Plus Ultra. El ministro explicó que desde primera hora mantuvo informado de la evolución del herido al presidente del Gobierno, José María Aznar, quien a su vez informó al Rey.

El líder del PP, Mariano Rajoy, expresó su "sentimiento y pesar" por la "acción terrorista" en la que el comandante de la Guardia Civil resultó gravemente herido al inicio de su discurso en un acto electoral en Valencia. El candidato popular transmitió la solidaridad del PP con las Fuerzas de Seguridad y la Guardia Civil, que, dijo, "hacen una fundamental función para garantizar la seguridad, la vida y las libertades de todos".

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, deseó que el herido se reponga, expresó su apoyo a las tropas españolas en Irak -"que sepan que tienen el apoyo de la inmensa mayoría de los españoles", afirmó- y reiteró, no obstante, que la guerra fue "un gravísimo error". El portavoz parlamentario del PSOE, Jesús Caldera, declaró: "Hoy me quedo con la persona, con el soldado, con el servidor de España. Esto es dolorosísimo y espero que pueda recuperarse lo más pronto posible".

Críticas desde la AUGC

El presidente de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Fernando Carrillo, envió su "ánimo" y apoyo" a su "compañero" herido y a su familia. Tras señalar que el de ayer no era el día más indicado para opinar sobre la presencia de la Guardia Civil en el país árabe, Carrillo afirmó: "En un contexto de ocupación militar y conflicto armado, los cuerpos policiales somos víctimas muy vulnerables y en tareas como la prevención de la delincuencia tenemos poco que decir y corremos peligro de convertirnos en las primeras víctimas".

El ministro del Interior, Ángel Acebes, trasladó su "solidaridad y cercanía" a la familia del herido. Acebes añadió, tras intervenir en un acto electoral en Valencia, que el Gobierno "no tiene previsto" aumentar las dotaciones desplazadas a Irak, pues sus funciones son las de asesorar y colaborar con la policía iraquí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 2004