Pakistán detiene a 8 científicos nucleares por cooperar con Irán

Interrogados el padre de la bomba atómica paquistaní, Abdul Qadeer Jan, y dos generales

Las autoridades de Pakistán han detenido a ocho científicos y funcionarios del principal laboratorio de armas nucleares del país en los últimos cuatro días en el marco de una amplia investigación sobre una posible venta de tecnología nuclear a Irán, según confirmó ayer el ministro de Información paquistaní. Entre los detenidos se encuentran dos generales y el científico Abdul Qadeer Jan, padre de la bomba atómica paquistaní. Jan, considerado un héroe nacional en determinados círculos, ha sido interrogado pero no está actualmente bajo arresto.

Jan fue destituido hace unos años como director del laboratorio nuclear que lleva su apellido. Los dos generales de brigada detenidos servían actualmente como directores de la institución. El ministro de Información paquistaní, Rashid Ahmed, dijo ayer que las detenciones formaban parte de una "investigación local" sobre recientes acusaciones contra científicos paquistaníes sospechosos de haber ayudado a Irán a desarrollar su programa nuclear. Otros científicos habían sido anteriormente interrogados y puestos en libertad.

Pakistán inició esta investigación el mes pasado basándose en información proporcionada por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OEIA), que halló pruebas de tecnología paquistaní durante las inspecciones realizadas a las instalaciones nucleares iraníes. Ahmed añadió que no se habían presentado cargos contra los científicos detenidos y que éstos podrían ser liberados en los próximos días. Las autoridades de Pakistán aseguran que si estos científicos colaboraron en el programa nuclear de Irán fue seguramente a cambio de dinero y sin autorización del Gobierno de Islamabad.

Otros funcionarios paquistaníes, sin embargo, que hablaron bajo la condición del anonimato, dijeron que Jan y bastantes científicos más habían visitado Irán más de una vez a finales de los años ochenta con pleno conocimiento del Gobierno paquistaní. "El Gobierno respondió positivamente a la petición iraní de cooperación en su programa atómico no militar", dijo un funcionario. "Lo que ahora ha salido a la superficie es que alguno de ellos podría haberse pasado de la raya".

En las últimas semanas, el presidente de Pakistán, el general Pervez Musharraf, se ha entrevistado dos veces con Jan, que actualmente es asesor presidencial en temas nucleares, para tener información de primera mano de todo el embrollo. Según los funcionarios paquistaníes, Jan, al término de esas entrevistas, mantuvo que la cooperación nuclear con Irán había sido autorizada por el entonces jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Mirza Aslam Beg. Entre los interrogados en los últimos días figuran también Nazir Ahmad, antiguo director general del laboratorio nuclear, e Islam ul-Haq, oficial retirado del Ejército y asesor de Jan.

Por otra parte, el OEIA alcanzó ayer un acuerdo con EE UU y Reino Unido para participar en el desarme nuclear de Libia. El organismo de la ONU se dedicará a verificar el contenido del programa nuclear mientras que Washington y Londres se ocuparán de destruir los materiales sospechosos. El director general del OEIA, el egipcio Mohamed El Baradei, informó del acuerdo tras reunirse ayer durante varias horas en Viena con el subsecretario de Estado norteamericano, John Bolton, y su homólogo británico, William Ehrman. El Baradei había insistido en los últimos días en que el desarme libio era tarea de la ONU mientras que EE UU y Reino Unido invocaban que eran ellos quienes habían llegado a un acuerdo con Libia y que por tanto tenían responsabilidades especiales.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Familiares de uno de los ocho detenidos, Nazir Ahmad, ex director general del laboratorio nuclear.
Familiares de uno de los ocho detenidos, Nazir Ahmad, ex director general del laboratorio nuclear.ASSOCIATED PRESS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS