Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caldera acusa al Gobierno del PP de "seguir una política social regresiva"

El coordinador del programa electoral del PSOE, Jesús Caldera, denunció ayer "la política regresiva del PP en materia social" en sus ocho años de Gobierno y acusó al candidato del partido gubernamental, Mariano Rajoy, de "carecer de ideas propias" y de "representar el continuismo puro y duro de José María Aznar". Tras prometer que la política social será la prioridad de un Gobierno presidido por el PSOE, Caldera precisó su ataque al PP en la "escasez de ayuda a las familias españolas, la justicia lenta y cara, el encarecimiento de la vivienda y la creciente inseguridad ciudadana".

El dirigente socialista aseguró que las ayudas gubernamentales a las familias españolas "son cinco veces menores que las de la medida europea", esto es, el 0,5% frente al 2,2% y las situó en la cola de la Unión Europea.

También denunció el problema de que "sólo el 16% de la población discapacitada española, que representa al 9% de la población, tenga un puesto de trabajo" mientras en la Unión Europea "representan el doble". Alternativamente, se comprometió a multiplicar por dos en la próxima legislatura el número de contratos para discapacitados así como a aumentar las facilidades para acceder a un puesto en la Administración.

El aumento de la inseguridad ciudadana fue otra de las denuncias claves de Caldera. Aseguró que el número de homicidios ha crecido del 2,2% por cada 100.000 habitantes en 1992 hasta el 3,6% actual. También denunció el aumento de un 26% de las infracciones penales entre 1996 y 2002, esto es, de 1.701.377 a 2.145.000.

El portavoz socialista reprochó al Gobierno que ninguno de los seis planes de seguridad que ha puesto en marcha en las dos legislaturas han tenido resultados: "No sólo no han funcionado, sino que terminaron con más delitos". Insistió como alternativa en que "todas las policías actúen como una sola" y que "un mando único de los cuerpos de Seguridad del Estado coordine las decisiones y las políticas a desarrollar".

Caldera apuntó también que la vivienda ha subido en España en los ocho años de Gobierno del PP casi cinco veces más que los salarios. Alternativamente, prometió la puesta en marcha de un plan de acceso a la vivienda que solucione los problemas de los jóvenes con más casas de protección social. El dirigente socialista extendió la denuncia al funciamiento "lento" de la Justicia y precisó que la mitad de los españoles están insatisfechos con la misma, según las encuestas oficiales. Aseguró que podría mejorar sensiblemente "si el Gobierno hubiera cumplido su compromiso de dotar los presupuestos de la Justicia con 180 millones de euros anuales extras para aumentar el número de plazas nuevas de jueces hasta 1.000 y abrir los tribunales con turnos de mañana y tarde".

Denunció, por último, su preocupación por el aumento de los accidentes de tráfico y de muertos en la carretera, un problema que podría reducirse, según Caldera, con un programa de educación vial, el endurecimiento de las sanciones y acabando con los puntos negros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de enero de 2004