Prodi sale ileso tras explotarle un paquete bomba en las manos

La policía culpa a grupos anarquistas del atentado contra el jefe del Ejecutivo de la UE

El presidente de la Comisión Europea y ex primer ministro italiano salió ayer ileso de un atentado con paquete bomba en su casa en el centro histórico de Bolonia. Aunque con cierta cautela, según reconoció después, fue el propio Prodi quien abrió el paquete, que había logrado pasar todos los controles y contenía un libro, El Placer, del poeta Gabriele d'Annunzio. Entonces salió una llamarada y el político italiano se echó inmediatamente hacia atrás sin sufrir ningún tipo de heridas. "Estoy bien, lo abrí con cuidado, el que tengo desde que tuve algunas advertencias, sólo ha dañado un mueble y una alfombra", explicó después.

Con esas "advertencias" Prodi se refiere a las dos ollas que unos terroristas hicieron estallar el pasado lunes en la calle principal del centro de Bolonia, a pocos metros de la casa de Prodi, situada en la calle de Jerusalén. Tampoco entonces hubo heridos, aunque contribuyó a aumentar el clima de renacimiento del terrorismo que se vive en Italia.

Más información
La agencia de cooperación judicial europea, Eurojust, recibe una carta bomba
La Fiscalía de Bolonia ordena a Correos bloquear los paquetes destinados a la UE
Estalla una carta bomba dirigida al presidente del Partido Popular Europeo en Bruselas

Ese atentado fue reivindicado por un grupo anarquista, una autodenominada Federación Anárquica Informal (FAI), que integra a cinco grupos de esta orientación.En un documento, enviado al diario romano La Repubblica, la FAI calificaba al jefe del Ejecutivo europeo como "uno de los burócratas representantes del nuevo orden europeo" y se anunciaba el inicio de una campaña contra la futura Constitución europea, que consolida la "política represiva" de los Estados de la UE a través de instrumentos como las Fuerzas de seguridad y las prisiones.

Dentro de los grupos integrados en la FAI figura la Célula contra el Capital, la Cárcel, los Carceleros y sus Celdas, conocido como Las cinco C, que en los últimos años ha realizado atentados contra intereses españoles en Italia, en apoyo a las "reivindicaciones" de los presos sometidos en España al régimen especial.

Prodi recibió inmediatamente llamadas de solidaridad tanto del presidente de la República italiana, Carlo Azeglio Ciampi, como del jefe del Ejecutivo, Silvio Berlusconi, máximo rival político del presidente de la Comisión Europea. Centenares de boloñeses también expresaron su apoyo al político.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS