Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Adelaida de la Calle | Rectora de la Universidad de Málaga

"Málaga es un foco dinámico y emergente y la Universidad ha de participar en ello"

Adelaida de la Calle Martín (Palencia, 1948) vive y trabaja en Málaga desde 1975. Casada y con dos hijos, la primera rectora de la historia de la Universidad de Málaga se declara aficionada a la lectura, la música, el arte y el deporte. Tras un largo y crispado proceso electoral, que necesitó de una segunda vuelta, tiene muy claros cuáles son los retos inmediatos de la comunidad universitaria malagueña y cómo conseguirlos.

Pregunta. Primera rectora de la Universidad de Málaga en sus 30 años de historia y segunda que desempeña el cargo en Andalucía. ¿Ha llegado el momento del mando para la mujer?

Respuesta. Creo que sí. Somos muchas mujeres profesionales, con experiencia en cargos de responsabilidad y es lógico que ahora ocupemos puestos de máxima responsabilidad. Es cierto que nos cuesta más, pero también hay que adoptar compromisos, como es presentarse a unas elecciones, para poder alcanzar esos puestos.

"En ocho años tiene que estar desarrollado el proyecto del campus único"

"La mujer ha de comprometerse más para alcanzar los puestos que busca"

P. Usted, además, se ha rodeado de un equipo con amplia presencia femenina

R. Sí. Cuento con Ana Cañizares y Mercedes Vico, que fueron las últimas que entraron en el anterior equipo de gobierno, donde llevaban dos años como vicerrectoras. Son buenas amigas mías y es agradable poder seguir contando con ellas en esta nueva etapa.

P. Durante la campaña electoral se le acusó de comportamientos poco democráticos y de ser poco tolerante.

R. Es verdad que ha habido un ataque un poco personalizado. Nunca he entrado en acusaciones personales, pero me da lo mismo. Creo que se ha debido a los nervios, al cansancio; porque el proceso ha sido muy largo.

P. ¿Ha tenido tiempo ya de hablar con su oponente, Juan Torres?

R. No he hablado con él, aunque sí traté de ponerme en contacto el primer día, cuando conocimos los resultados definitivos, pero estaba ocupado. Todavía no nos hemos visto.

P. ¿Cuál va a ser su primera medida como rectora?

R. Al día siguiente de tomar posesión convocaré al Consejo de Gobierno provisional para empezar a preparar las distintas elecciones que tienen que celebrarse, las del Claustro, las de juntas de centro y los consejos de departamento. Una vez que se celebren, estaré habilitada con el Consejo de Gobierno y podré poner en marcha una serie de acciones como es impulsar el Plan Estratégico o los distintos planes de promoción y estabilización del profesorado y del personal de administración y servicios.

P. ¿Y los presupuestos?

R. Vamos a empezar a prepararlos para poder aprobarlos. Con las prisas que tenemos, quizá debamos hacerlo con el Consejo de Gobierno provisional, porque no llegaríamos a tiempo con los trámites que han de pasar después.

P. ¿Vienen heredados del gobierno del ex rector Antonio Díez de los Ríos?

R. El anterior rector, por respeto, no ha querido prepararlos para que ninguno de los candidatos nos encontráramos con ataduras de ningún tipo. Lo que es evidente es que ya conocemos cuáles son los grandes números, con lo que contamos y ahora lo que resta por hacer es ver como se redistribuyen.

P. Sí hereda el plan de financiación de la UMA y el acuerdo para amortizar la deuda de la institución. ¿Le parecen buenos estos acuerdos?

R. Bueno, nunca puede estar una contenta en cuanto al dinero. El plan de financiación sí le viene bien a la Universidad de Málaga, ya que se trata de un proyecto para que converja todo el sistema andaluz. Málaga está aún lejos de esa convergencia que, por ejemplo, tiene Córdoba.

P. Su programa incidía en la comunicación con las administraciones, ¿en qué aspectos?

R. De manera inmediata tengo que empezar a negociar con el alcalde de Málaga

[Francisco de la Torre] mi propuesta de reforzar el transporte público, de mejorar este servicio desde los distintos puntos de Málaga a los dos campus que tenemos y finalizar los trámites burocráticos que nos permitan comenzar la urbanización de los nuevos terrenos de Teatinos y la construcción después del complejo de ingenierías y del económico-social.

P. ¿Y con la Junta?

R. Negociar el nuevo plan de inversiones, puesto que la Universidad de Málaga necesita de una nueva inyección que le permita terminar este espacio que tenemos en Teatinos y construir la ciudad universitaria. Otro punto será ver cómo se desarrolla la Ley Andaluza de Universidades (LAU) en aspectos como la Agencia Andaluza de Evaluación, donde habrá que lograr un consenso.

P. ¿Cómo va a reforzar la relación universidad-sociedad?

R. Aparte de impulsar la investigación propia a través de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), quizá la forma para conectar con la sociedad sea a través de las prácticas en empresas e instituciones y la realización de cursos de especialización. Otro medio es el de la promoción de actividades culturales que han de estar inmersas en los ritmos que marca la sociedad. Málaga es un foco de actividad dinámico y emergente que puede llegar a ser el que tire de toda Andalucía para ocupar una posición privilegiada en el entorno del Estado español y en el contexto europeo, y la Universidad ha de participar en ello.

P. ¿Para cuando un campus único?

R. De aquí a ocho años tiene que estar completamente desarrollado. En cuatro años, que es la primera meta fijada, los malagueños podrán ver cómo aquellos centros ahora periféricos se hallan perfectamente instalados en Teatinos.

P. ¿Incluso las nuevas sedes de Arquitectura y de Bellas Artes?

R. Por sus connotaciones, Bellas Artes tiene un carácter más próximo a la ciudad. Me gustaría poder contar con algún edificio apropiado que nos prestase alguna institución. Pero lo que hay que hacer es poner en marcha cuanto antes ambas titulaciones.

P. Su programa hablaba de fomentar el "uso masivo de las nuevas tecnologías". ¿Cómo piensa hacerlo?

R. Se ha hecho un gran esfuerzo en reforzar la red desde hace dos años y ahora hay que aplicar esas nuevas tecnologías, sobre todo en el aspecto de la enseñanza no presencial. Esto es parte de lo que va a ser el espacio europeo de enseñanza superior y mi reto es fomentar esta mecánica.

P. Prometía también la ampliación del horario de las bibliotecas y abrir 24 horas en La General...

R. Eso lo voy a hacer al día siguiente de tomar posesión. Es una acción comprometida con los estudiantes y que ya está hablada con el jefe de personal para que vaya preparando al personal que sea necesario para llevarla a cabo.

P. "Estabilización del profesorado y menos precariedad entre el personal de administración y servicios". Suena bien, pero ¿cómo va hacerlo?

R. Es algo que me preocupa mucho. Me comprometí con una central sindical a que cuando los profesores tengan la correspondiente acreditación transformaré su plaza precaria en una plaza de un nivel de estabilidad apropiado. Más que crear es transformar. Y al Personal de Administración y Servicios les he dicho que aplicaré todos los acuerdos establecidos en función a la homologación de las universidades andaluzas. Además, estoy preparando una oferta pública de empleo para dar estabilidad a los interinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de diciembre de 2003