El nuevo Síndic de Comptes anuncia que usará toda su competencia para auditar ayuntamientos

Camps dice que los territorios se vertebran fundamentalmente con el cobro de impuestos

El nuevo síndic major de Comptes, Rafael Vicente Queralt, anunció ayer en su toma de posesión que tiene intención de completar "el ejercicio de la función fiscalizadora" sobre los ayuntamientos valencianos, "competencia reiteradamente reivindicada y obtenida desde el 1 de enero" pasado. Queralt juró ayer su cargo en el Palau de la Generalitat, en un acto presidido por Francisco Camps que destacó la importancia de la Sindicatura de Comptes porque los territorios se vertebran con el cobro de impuestos y el reparto de los mismos.

Las cajas de ahorro adelantarán el cobro de las subveciones del plan de la vivienda

El acto de toma de posesión del nuevo síndic major de Comptes estuvo marcado ayer por el agradecimiento hacia Manuel Girona, el miembro de la sindicatura a quien correspondía reglamentariamente asumir el cargo tras el fallecimiento la semana pasada de José Antonio Noguera de Roig. El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el propio Rafael Queralt agradecieron a Girona -que en su día fue elegido a instancias del PSPV- su capacidad de diálogo para facilitar el nombramiento del nuevo síndic major por decreto del presidente de la Generalitat.

Queralt anunció que asume el cargo con el objetivo de mantener la colaboración institucional con el Tribunal de Cuentas; completar la fiscalización de las Corporaciones locales; y mejorar las condiciones laborales, informáticas y los medios materiales con que cuenta la institución. El nuevo síndic major de Comptes manifestó en su discurso de toma de posesión que impulsará desde la Sindicatura el sentimiento de valencianía y la vertebración del territorio. Rafael Queralt explicó que el primer destinatario de los informes que realiza la institución son las Cortes, pero el segundo y no menos importante, los ciudadanos porque "sin unos mecanismos de fiscalización sistemáticos y eficaces la descentralización y la gestión se convierten en un sistema injusto".

En el mismo acto, Francisco Camps volvió a elogiar el valor de la Constitución española porque ha permitido el alto grado de descentralización existente y que, desde la lealtad constitucional, permite que todo el mundo esté en un mismo proyecto.

Previamente a la jura del nuevo síndic major de Comptes, Francisco Camps asistió a la firma en el Palau de la Generalitat del convenio con la Federación Valenciana de Cajas de Ahorros para que los beneficiarios del plan de la vivienda 2002-2005 puedan cobrar anticipadamente las ayudas que les han sido concedidas.

Con este convenio se pretende que los beneficiarios puedan adelantar en cerca de año y medio el cobro de las subvenciones concedidas. Camps señaló que este convenio se une a los ya firmados con Bancaixa y con la Federación de Promotores Inmobiliarios y Agentes Urbanizadores de la Comunidad Valenciana para potenciar la construcción de vivienda protegida, y se enmarca dentro del Plan de Acceso a la Vivienda Valenciano, que pretende alcanzar el objetivo de poner en el mercado 100.000 viviendas protegidas, 65.000 de ellas de nueva construcción.

En este sentido, el presidente afirmó que se ha establecido una "gran alianza para poner en marcha en la Comunidad Valenciana el plan de vivienda más ambicioso que se ha hecho nunca". Asimismo, Camps indicó a la agencia Efe que "todo lo referente a vivienda está ya en marcha", y añadió que se trata del proyecto más ambicioso, tanto en interés social como en crecimiento económico. A este respecto, Camps resaltó la riqueza que este proyecto creará, además, en industrias complementarias de la construcción y en dotación de servicios en las nuevas zonas urbanizadas.

Para el presidente de la Generalitat, "la vivienda ya no es un problema, es un reto".

En el mismo acto, el consejero de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, señaló que este convenio "representa un compromiso por la sensibilidad social que muestran las cajas de ahorros para con la sociedad y la Administración".

En el acto estuvieron presentes, además del presidente de la federación valenciana de cajas, Rafael Soriano, los presidentes de Bancaixa y la Caja de Ahorros del Mediterráneo, Julio de Miguel y Vicente Sala, respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de diciembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50