Ecologistas y sectores económicos rusos defienden la ratificación de Kioto

WWF considera que la nueva Duma es más favorable al Protocolo

La organización ecologista WWF y sectores económicos rusos presentaron ayer en la cumbre de Naciones Unidas sobre cambio climático, que se desarrolla en Milán (Italia), una perspectiva más amplia que la estrictamente gubernamental acerca de la ratificación del Protocolo de Kioto por parte de Rusia, cuestión de máximo interés ya que ahora mismo depende de Moscú su entrada en vigor. Ambos sectores -social y económico- expusieron las ventajas para Rusia de dicho acuerdo y analizaron las perspectivas de ratificación tras las recientes elecciones al Parlamento (Duma) en ese país.

Más información
La OMS advierte de que el calentamiento global provoca 150.000 muertes al año

Aunque esta 9ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático afronta su segunda y última semana de trabajo sin centrarse en la incertidumbre rusa, el tema merece muchas conversaciones no oficiales y algunos expertos responsabilizan en parte a Europa de los últimos traspiés de la negociación con Moscú.

Alexey Kokorin, responsable del programa de cambio climático en WWF-Rusia, señaló que la nueva composición de la Duma sería en principio más favorable a Kioto que la anterior. En cuanto a la evolución de emisiones de gases de efecto invernadero en el país, señaló que la fuerte caída de las mismas iniciada en 1990 se ha empezado ya a remontar, pero según las estimaciones que presentó no alcanzarán los niveles de hace 13 años hasta 2015 o 2020. Los sectores más contaminantes en estos gases son la producción energética, el consumo de calefacción y electricidad de los municipios, el transporte y las infraestructuras. El responsable de WWF-Rusia afirmó que es muy baja la probabilidad de que ese país no ratifique el Protocolo.

La Asociación Nacional del Carbono está constituida por grandes empresas comerciales e industriales rusas y es favorable a Kioto, dijo su representante, Stepan Dudarev, porque supone un marco muy beneficioso de negocios y de desarrollo industrial. Dada la baja eficiencia energética de Rusia, el país tiene un amplísimo margen para la contención de emisiones, resaltó. Kioto ayudaría a renovar y modernizar las viejas tecnologías, introducir nuevos enfoques en equipos, personal cualificado, servicios y capitales, dijo Dudarev. Entre las trabas que afronta Rusia para hacer frente al cambio climático, este especialista señaló el bajo precio del combustible y los recursos energéticos y la escasa inversión en mantenimiento y funcionamiento de las infraestructuras.

En el panorama social y económico ruso, "los inversores, los sectores de negocios, los grupos de la derecha y los estudiantes apoyan la ratificación, pero el sector rural y los grupos más desfavorecidos económicamente, los comunistas y el ejército, no la apoyan", apuntó Kokorin.

Otra entidad de ámbito económico rusa, la Fundación Nacional para el Secuestro de Carbono, puntualizó que los obstáculos para la ratificación de Kioto por parte de Rusia "son sólo técnicos y pueden superarse". Lo cierto es que las máximas autoridades rusas han manifestado posiciones contradictorias sobre la ratificación, con el rechazo expresado por Vladímir Putin el 30 de octubre pasado en una conferencia del clima celebrada en Moscú, tras varias declaraciones favorables en los últimos meses. La semana pasada, su asesor económico Andrei Illarionov reiteró dicho rechazo, pese a que Putin se había declarado de nuevo favorable en una cumbre en Bangkok poco antes. Y tras el comentario de Illarionov -"que no es representante oficial del Gobierno", puntualizó ayer Kokorin-, el ministro Mukhamed Tsikanov señaló que Rusia avanza hacia la ratificación.

Un responsable político europeo señaló ayer que el paquete de negociación de la UE con Rusia abarca Kioto, los precios de la energía y la Organización Mundial del Comercio (OMC) y había sufrido un duro revés el pasado septiembre cuando la Comisión Europea planteó condiciones tajantes en las negociación. Otro diplomático coincidía en esta valoración sobre el efecto negativo de esta postura de la Comisión y añadía el contencioso del territorio de Kaliningrado en el paquete de conversaciones entre la UE y Moscú.

Vladímir Putin.
Vladímir Putin.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS