La red pública practica más abortos en cuatro meses que en siete años

Sanidad concede un dictamen positivo al 92,8% de mujeres que piden interrumpir su gestación

En cuatro meses Sanidad ha practicado en sus hospitales 249 interrupciones voluntarias de embarazo, una cifra que supera ampliamente las 158 registradas entre 1995 y 2001, último año con datos oficiales publicados. La potenciación de este tipo de intervenciones en centros públicos por parte de la consejería se ha traducido en un incremento de abortos en hospitales públicos, que apenas alcanzaban la decena cada año. De las 616 mujeres que desde agosto se acercaron a los centros de orientación familiar para abortar, 572 obtuvieron un dictamen positivo, un 92,8%.

Más información

La llegada del PP al gobierno de la Generalitat vino acompañada de una reducción de interrupciones de embarazo en los hospitales públicos y un aumento de peso de las operaciones concertadas. Frente a cifras de 124 abortos en 1994, 30 en 1993, 68 en 1992, 116 en 1991 o 173 en 1987, según datos de la Consejería de Sanidad, a partir de 1995 se produjo un descenso que convirtió en testimonial las interrupciones de embarazo en la red pública. El año en el que el PP accedió al Palau de la Generalitat se registraron 78 interrupciones en centros sanitarios públicos, una cifra que descendió a 50 el año siguiente, 1996. En 1997 no hubo ningún aborto en centros públicos por 4.252 en privados, en 1998 sólo uno, en 1999 seis interrupciones de embarazo, siete en 2000 y 16 en 2001. De forma paralela, las clínicas privadas fueron asumiendo el peso de los abortos públicos a través de los conciertos y de practicar el 20% de las intervenciones concertadas en 1994, al 32% en 1998 y el 41% en 2001.

La decisión de Sanidad de potenciar las intervenciones en la red pública el mes de agosto pasado ha invertido radicalmente esta tendencia. Entre agosto y noviembre, los hospitales han practicado en sus centros 249 intervenciones, mientras que han derivado 323 a centros privados concertados de Alicante -en Valencia y Castellón no existe acuerdo con las clínicas privadas para que éstas asuman parte de las interrupciones-.

En total, los psiquiatras de la red pública han firmado 572 dictámenes favorables a las 616 mujeres que han solicitado interrumpir voluntariamente su embarazo, lo que supone un 92,8% de peticiones concedidas. De esta forma, el 43,5% de los abortos sufragados por Sanidad en los últimos cuatro meses han tenido lugar en hospitales públicos frente al 56,5% en clínicas privadas concertadas.

Con todo, los datos de los últimos años muestran que la mayoría de las mujeres valencianas prefieren evitar la sanidad pública a la hora de interrumpir su embarazo. En 2001, de los 6.819 abortos practicados, el 58,5% se hicieron al margen de la sanidad pública, el 41,2% fueron concertados y el 0,2% en hospitales públicos. En 2000, la cifra de las intervenciones privadas fue del 62% y en 1999 del 66,6%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 05 de diciembre de 2003.