Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CRÓNICA DE UNA FAMILIA ROTA

Razón y fe

Varias veces candidata al Premio Nobel de Literatura, Joyce Carol Oates (Nueva York, 1938), una de las escritoras más sobresalientes de la narrativa norteamericana actual, es una autora casi desconocida, mejor dicho, mal conocida en España. Debido, quizá, al hecho de que sus títulos -sus pocos títulos- editados en el país hayan visto la luz en editoriales distintas sin que ninguna de ellas asumiera la función de divulgarlas como se merecían (Del boxeo, un conjunto de ensayos pugilísticos, fue publicado por Tusquets; las novelas Agua negra, El primer amor y Zombi, por Ediciones B, Edhasa y Nuevas Ediciones de Bolsillo, respectivamente, y Blonde, magnífico retrato de Marilyn Monroe, por Plaza & Janés), lo cierto es que el nombre de Joyce Carol Oates le suena al lector peninsular como el de uno de los autores más destacados de la presente narrativa occidental aunque sean pocos los que la han leído. Una situación de ahora en adelante subsanable merced a la iniciativa de Lumen que ha iniciado la Biblioteca de Joyce Carol Oates con intención de publicar los títulos más importantes de esta escritora, autora de casi una treintena de novelas, más de cien cuentos, una notable obra poética y dramática y varios ensayos (aparte quedan los títulos de novela negra publicados bajo el seudónimo de Rosamond Smith).

QUÉ FUE DE LOS MULVANEY

Joyce Carol Oates

Traducción de Carme Camps

Lumen. Barcelona, 2003

758 páginas. 22 euros

Escritora que ha hecho gala de distintos registros narrativos (desde "el cuento gótico", como subtituló El primer amor, hasta la metaficción), en Qué fue de los Mulvaney, Joyce Carol Oates recurre, como en la mayor parte de su producción última, a los elementos propios de la estética de novela realista para, a través de los avatares que tejen la vida de la familia Mulvaney, elaborar una crónica cabal, profunda, crítica y matizada de la Norteamérica de los años setenta. La novela como espejo de la realidad a la que, según sus propias palabras, apunta la autora, alcanza en Qué fue de los Mulvaney un poderío totalizador en que creación de personajes, retrato moral de una sociedad, miserias y grandezas íntimas, particulares, y coordenadas de la historia colectiva se aúnan a la perfección hasta crear un universo hecho de resonancias y concatenaciones que se revelan, desde las más nimias hasta las más relevantes, como absolutamente necesarias. De ahí que, en este fresco monumental de la vida rural estadounidense, crítico y a la vez lleno de piedad, nada sobre ni resulte gratuito. Con gran maestría narrativa desarrolla Joyce Carol Oates esta historia del declive familiar de los Mulvaney, un clan formado por un matrimonio feliz y cuatro hijos, que viven en High Point Farm, una granja edénica, rodeados de animales domésticos encantadores, disfrutando de un envidiable bienestar económico e inmersos en una beatífica concepción de la vida y del ser humano. Una rosada estampa de la Norteamérica próspera, feliz -bobaliconamente feliz- que la noche del día de San Valentín de 1976 empieza a teñirse de sombras a raíz de la violación sufrida por Marianne, la hija de los Mulvaney, en una fiesta de retoños rubios, materialmente sobrealimentados y sobreprotegidos y míseros -aunque no miserables- desde el punto de vista moral y humano.

La mácula de dicha acción, que mancha desde entonces a la violada -no al violador-, desencadena el aislamiento social de la familia, en un medio que, de repente, se revela sabio en hipocresías, doblez moral, cobardía y mezquindad; la ruina económica, el alcoholismo del padre que no puede resistir la presencia en el hogar de la hija ultrajada motivo del desastre, el alejamiento de la víctima y, poco a poco, la disolución del clan familiar. Narrada por Judd, el hijo menor de los Mulvaney, con una voz lo suficientemente distanciada, aunque no desapegada, del entorno como para lograr describir los hechos sucedidos y la personalidad del resto de la familia con atinado sentido de la matización, sin caer en el melodrama ni en condenas rotundas que aplastarían la honda intención crítica y analítica de la autora, Qué fue de los Mulvaney plantea, entre otros, el conflicto entre razón (encarnada en el segundo hijo de la familia) y fe, personalizada por Marianne, un personaje de una bondad dostoievskiana que, en pluma de cualquier otro escritor carente de las dotes de Joyce Carol Oates resultaría inverosímil pero que, en estas páginas, adquiere una grandeza que hiela la sangre al lector. En resumen, una gran novela que inicia una biblioteca de autor que merece su continuidad editorial y una atención sostenida por parte del público.

BIBLIOGRAFÍA

Zombi. Debolsillo, 2003.

Como bola de nieve. SM, 2002.

Solsticio. El Aleph, 2002.

El cuento de la criada. Punto de Lectura, 2002.

Blonde. Plaza & Janés, 2000.

El primer amor: un cuento gótico. Edhasa, 1998.

Puro fuego. Ediciones B, 1996.

Agua negra. Ediciones B, 1993.

Del boxeo. Tusquets, 1990.

Marya. Versal, 1988.

Gente adinerada. Laertes, 1979.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2003

Más información