Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mendoza destaca las carencias en la asistencia a los enfermos mentales

La diputada socialista María José Mendoza destacó ayer las "graves carencias" de la situación de los enfermos mentales y sus familias "tal y como pone de manifiesto el informe del Síndic de Greuges". El jueves, la Sindicatura presentó un análisis en el que destacaba la falta de recursos, de personal y las "deficiencias en la atención" de estos enfermos, por lo que pedía, entre otros aspectos, potenciar la atención domiciliaria, la creación de una red de viviendas tuteladas, el aumento de plantillas o la potenciación de la integración social y laboral. Mendoza comentó que el estudio "confirma que el PP no ha dado hasta la fecha la respuesta solidaria que se merecen los enfermos mentales y sus familias y que la situación de la atención a la salud mental en nuestra Comunidad es escandalosa, inaceptable e injusta".

La Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos de Salud Mental también aludió al informe, que, señaló, "refrenda de forma clara los déficit que sufren los dispositivos de salud mental". La plataforma aseguró que esperaban "desde hace tiempo" este informe que, según indicó, "tiene la profundidad y el rigor metodológico y expositivo que merece la salud mental", y consideró que ha sido un "esfuerzo encomiable por esta institución y digno de elogio". Según esta organización, el Síndic "confirma plenamente las críticas razonadas y las denuncias sobre fallos y sobre la falta de desarrollo que los poderes públicos están consintiendo con los dispositivos de prevención, atención, rehabilitación y reinserción de las personas con enfermedad mental en la Comunidad Valenciana"

Medidas urgentes

Por su parte, la Asociación para la Integración de Enfermos Mentales (AIEM) de Alicante y su comarca instó ayer a la Generalitat Valenciana en un comunicado que adopte "medidas urgentes y eficaces para solucionar los graves problemas que afectan a este colectivo". En su escrito, la entidad recordaba que un "indigente enfermo sin tratamiento como muchos otros" entró el jueves en crisis en una sucursal de la Caja de Ahorros de Mediterráneo (CAM) del centro de Alicante y provocó un altercado, lo que obligó a intervenir a la Policía Local. "Las autoridades tienen la obligación de hacerse cargo de estas situaciones, por el enfermo y por la sociedad", señala AIEM, al tiempo que muestra "la impotencia" que le produce al colectivo "la ineficacia" del sistema de atención a estas personas.

La portavoz de política social del grupo parlamentario popular, María José García Herrero, aseguró ayer que "la asistencia a los enfermos mentales y a sus familias es una prioridad para el Gobierno valenciano", y añadió: "No aceptamos lecciones del PSPV en esta materia, porque durante sus años de gobierno desmanteló el sistema de centros para enfermos mentales en la Comunidad Valenciana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003