Los colonos israelíes piden que los palestinos no tengan Estado

El movimiento colono israelí presentó ayer un plan de paz en el que se excluye la creación de un Estado palestino. Los colonos pretenden el establecimiento de un único Estado, que se dividiría en diez cantones, sólo dos de los cuales serían cedidos a una Administración palestina. La elaboración de esta propuesta cuenta por ahora con el apoyo de 14 diputados radicales del Parlamento israelí, pero podría acabar teniendo el respaldo de un grupo importante de diputados disidentes de losconservadores del Likud y del partido laico Shinui.

El plan de paz de los colonos exige la erradicación previa del terrorismo palestino, el abandono definitivo del principio de paz a cambio de territorios establecido en los Acuerdos de Oslo y, sobre todo, el abandono del proyecto de Estado palestino. En su lugar se ofrece un régimen autónomo palestino en dos de los cantones. La zona autónoma contaría con una representación en el Parlamento israelí, pero no sería proporcional al número de habitantes. La comunidad judía se aseguraría así el control del Estado de Israel.

El proyecto prevé además que el presidente de este Estado único sea siempre un judío, pero contempla la posibilidad de que uno de los vicepresidentes pueda ser un palestino.

El plan del movimiento colono es una respuesta a la iniciativa de los pacifistas israelíes y palestinos, que el próximo 1 de diciembre firmarán en Suiza los llamados Acuerdos de Ginebra, una plataforma que han estado negociando durante tres años y en la que se intenta dar respuesta a los problemas generados en el conflicto entre israelíes y palestinos.

Esta iniciativa de los colonos constituye una respuesta directa y una andanada a la línea de flotación del plan Sharon, que el primer ministro israelí anunció el pasado fin de semana y en el que se plantea el desmantelamiento de asentamientos de colonos y el establecimiento de una frontera definitiva entre israelíes y palestinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de noviembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50