Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los conductores que salgan de su vehículo en carretera deberán usar un chaleco reflectante

El nuevo Reglamento de circulación obliga a que los niños viajen con dispositivos de sujeción

En 2002, un total de 433 personas murieron atropelladas en las carreteras españolas. El 51% de estos siniestros ocurrieron al atardecer y por la noche en vías escasamente iluminadas. Para reducir este tipo de accidentes, el nuevo reglamento de circulación obliga a que todos los conductores utilicen un chaleco reflectante de alta visibilidad cuando salgan del vehículo y ocupen la calzada o el arcén de las vías interurbanas. La normativa, aprobada ayer por el Consejo de Ministros, exige que todas las personas de menos de 1,50 metros de altura viajen sujetas con sistemas de retención.

El uso de dispositivos reflectantes era obligatorio hasta ahora para los peatones que caminaran de noche por vías fuera de poblado. A partir de la entrada en vigor del nuevo reglamento, aproximadamente por las fiestas navideñas, los conductores de autobuses, camiones de más de 3.500 kilos, conjuntos de vehículos no agrícolas y personal auxiliar de los vehículos pilotos de acompañamiento deberán utilizar el chaleco siempre que se apeen del vehículo en la calzada o en el arcén. Los conductores de turismos dispondrán de un plazo de seis meses para adquirir la prenda reflectante como parte del equipamiento del vehículo. El precio en el mercado de este dispositivo es de alrededor de 12 euros y la multa por no llevarlo puede alcanzar los 90 euros.

Un experimento publicado por la revista Tráfico, de la Dirección General de Tráfico (DGT), señala que el chaleco "aumenta la distancia de reconocimiento de 32 a 98 metros". De este estudio se desprende que para la visibilidad nocturna "la prenda con una banda reflectante de tipo plata (microprismas) sobre fondo naranja o amarillo era la más visible".

- Los niños, sujetos. Otra de las reformas que incorpora el nuevo reglamento es la obligatoriedad de que cualquier persona mayor de tres años que no sobrepase los 1,50 metros de estatura utilice un sistema de sujeción homologado a su peso y a su talla. En caso de que el coche no lo tenga instalado, podrán utilizar los cinturones de seguridad de los asientos traseros. En todo caso, los niños menores de tres años siempre deberán viajar sujetos por sistemas de retención homologados. "Utilizar el capazo, la sillita o el cojín adecuado reduce en un 96% el riesgo de lesiones graves y mortales", según la DGT. En 2002, 80 niños de hasta 11 años murieron en accidentes de tráfico. Un estudio del Real Automóvil Club de España (RACE) calcula que el 60% de los niños hasta 11 años viaja totalmente suelto.

La nueva normativa recoge, además de los chalecos reflectantes y los sistemas de sujeción para las personas de baja estatura, una serie de reformas para aumentar la seguridad vial.

- Los ciclistas podrán circular en columna de a dos. La bicicleta es uno de los medios de transporte cuyo uso queda más regulado con el Reglamento General de Circulación aprobado ayer por el Consejo de Ministros. A partir de ahora se permite a los ciclistas circular sin mantener la separación entre ellos, pero extremando la precaución para evitar alcances. Además, podrán circular en paralelo, en columna de a dos, siempre lo más a la derecha posible de la vía. También gozarán de prioridad con respecto a los vehículos a motor. Entre los deberes de los ciclistas está llevar reflectantes en vías interurbanas cuando sea necesario el uso de alumbrado en ellas y ponerse un casco de protección homologado, del que únicamente podrán desprenderse "en rampas ascendentes prolongadas, por razones médicas o en condiciones extremas de calor". En 2002, 96 ciclistas murieron atropellados en las carreteras y las calles españolas.

- Tráfico y nuevas tecnologías. La influencia de las nuevas tecnologías en la seguridad también ha sido objeto de regulación del nuevo reglamento. A partir de las Navidades, quedará prohibido el uso por el conductor de pantallas con acceso a Internet, monitores de televisión, reproductores de vídeo o DVD u otros que puedan distraer su atención, excepto los monitores para maniobras y los dispositivos de orientación GPS. Otro aspecto que no estaba regulado, aunque las gasolineras ya contaban con carteles al respecto, es la prohibición de utilizar el teléfono móvil y la radio del coche al repostar gasolina. Finalmente, se prohíbe instalar en los vehículos detectores de radar, así como hacer señales a los otros conductores para avisar de la presencia de agentes de tráfico.

- Carriles especiales. Con la nueva norma se podrán usar las luces de carretera (largas) en los carriles reversibles, de sentido contrario al habitual o adicionales circunstanciales, siempre que sea necesario. Hasta ahora sólo se podían utilizar las luces cortas.

- Autobuses con pasajeros de pie, más despacio. Si un autobús lleva pasajeros de pie, su velocidad fuera de poblado no podrá superar los 80 kilómetros por hora. Además, cuando un vehículo se encuentre en peligro de colisión por alcance con el que le precede, deberá utilizar durante la circulación las luces de emergencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de noviembre de 2003