Yvest Saint Laurent desembarcará en el paseo de Gràcia con una tienda de ropa y accesorios de moda

Barcelona

La oleada de desembarcos de multinacionales de moda en el paseo de Gràcia no termina. El grupo francés de ropa y moda Yvest Saint Laurent y la familia Gimeno ultiman las negociaciones para que el primero instale una macrotienda de casi 300 metros cuadrados en el paseo de Gràcia, 102, en una parte del local que ahora ocupa Gimeno, tienda especializada en la venta de objetos de regalo y muebles.

La familia Gimeno es la propietaria de la tienda y del inmueble de ocho plantas que alberga el establecimiento. Las negociaciones prevén acordar un alquiler a largo plazo para que se instale el grupo francés, según fuentes conocedoras de las mismas. La tienda de Yvest Saint Laurent ocupará la planta baja que da al paseo de Gràcia. Se prevé que sea una tienda unisex dedicada a ropa, accesorios y zapatos para hombre y mujer. El grupo francés tiene previsto empezar las obras de reforma antes de la próxima primavera.

Precios astronómicos

El paseo de Gràcia es el segundo eje comercial de Barcelona donde se pagan los alquileres más caros de la ciudad, después del Portal de l'Àngel. Las fuentes consultadas no revelan el precio del alquiler que se negocia en esta operación. Aun así, las rentas de las tiendas en el paseo de Gràcia superan los 110 euros por mes y metro cuadrado, lo que supone pagar alquileres mensuales de 22.000 euros por un local de 200 metros cuadrados, según medios del mercado inmobiliario. A medio plazo, Gimeno tiene previsto cesar en la actividad de venta. De momento, se reserva la zona de la tienda que da a la calle de Rosselló. Esta parte también podría ser alquilada a otra empresa de moda, dicen las fuentes consultadas.

El desembarco de Yvest Saint Laurent en el paseo de Gràcia es el penúltimo de un largo goteo de grupos y marcas de moda que se han instalado en la vía. En la actualidad está desplegado en este paseo un ramillete de firmas, entre ellas Benetton, Carolina Herrera, Armani, Louis Wuitton, Burberry, Pedro del Hierro y Armand Basi.

La creciente presencia de marcas de prestigio ha disparado los precios en la zona, aunque algunos comerciantes creen que los alquileres podrían haber tocado techo. "Sólo estas empresas pagan precios tan elevados y, además, buscan locales grandes que no siempre se encuentran, por lo que cuando sale uno de grandes dimensiones se alquila enseguida", dice un operador inmobiliario.

Yvest Saint Laurent tiene una tienda en la avenida de la Diagonal dedicada a ropa de mujer. Por su parte, Gimeno tiene previsto instalarse como despacho especializado en decoración y muebles en otro local próximo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de noviembre de 2003.