Reportaje:ELECCIONES EN CATALUÑA | La nueva generación

Mi vida con Pujol

14 jóvenes trazan el paisaje vital que les han dejado 23 años de gobierno monocorde en Cataluña

Hay quien se frota los ojos y no puede creerlo. Como se trata de una despedida largamente anunciada, en los últimos meses han aparecido reportajes, libros, entrevistas y homenajes que ponderan los logros y los desatinos políticos del presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, como abanderado del nacionalismo durante los 23 años en los que ha permanecido en el poder. Con él ha crecido una generación de jóvenes que está acabando los estudios y a las puertas del mundo laboral. Estas son, a grandes rasgos, las impresiones de 14 jóvenes que aceptaron explicar cómo ven la figura de Pujol y la sociedad en la que han vivido.

Susi Sequeira, cooperante de la ONG Vicenç Ferrer

Más información
El omnipresente
CiU gana al PSC por cuatro diputados

Hija de un profesor de Mumbai (India) que se afincó en Barcelona y de madre catalana, Susi sequeira (Barcelona, 1981) se siente orgullosa de ser la mezcla de dos culturas.

Trabaja en la Fundación Alcohol y Sociedad y recela de los políticos porque no han resuelto el problema de la inmigración. Además, se queja, "una licenciatura [ella es psicóloga] no te saca del paro y parece que si no tienes un master no eres nadie. Los pisos están por las nubes y tienes que invertir mucho dinero si quieres cultura". El pasado verano viajó a India para colaborar en un programa para enfermos de sida con la ONG Vicenç Ferrer y piensa volver en cuanto pueda, pero sin descuidar nuestra sociedad: "El cuarto mundo también lo tenemos aquí", dice.

Mayra Olivia Lucas-Mas, abogada

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mayra Olivia Lucas-Mas (Barcelona, 1982) se licenció en Derecho en tres años, está a punto de terminar Empresariales, es profesora de piano y cinturón negro de taekwondo. Se declara de centro y reprocha a los políticos la falta de interés en su generación: "Los jóvenes no pasamos de ellos", dice, "pero necesitamos referentes y más transparencia. No nos importan sus declaraciones, sino lo que quieren hacer". En su lista de quejas figuran los precios de la vivienda y la oferta cultural: "¡Ir a un concierto de jazz vale 20 euros!". Ha viajado lo suficiente para saber que la Barcelona cosmopolita está lejos del paraíso. Cuenta que aquí hay jóvenes abogados que cobran 200 euros al mes.

Júlia Humet, licenciada en Ciencias Políticas

Me gustaría trabajar en proyectos sobre inmigración, no me gustaría trabajar ni en un partido político ni en la Administración pública", declara Júlia Humet, que tiene 22 años y acaba de licenciarse en Ciencias Políticas. Vive en casa de sus padres, milita en el independentismo nacionalista y cree en las asociaciones y en la sociedad civil. En su opinión, los principales problemas que afectan a los jóvenes son la vivienda y el trabajo: "El Gobierno de la Generalitat podría haber creado un plan de ocupación juvenil". No va a votar: "Mi abstención es activa", dice, y se queja: "Las campañas electorales están completamente desprestigiadas. Se han abandonado las ideologías y lo único que importa es prometer mucho, como si se tratara de unas rebajas".

Flor Antelo, intérprete de lenguaje para sordos

Nacida en Buenos Aires, Argentina, en 1979, Flor Antelo llegó a Barberà del Vallès en 2001, para reunirse con su familia. De Cataluña le sorprendió la seguridad, el idioma —"Fue un problema, ahora no"— y el acento: "Cuando hablas con acento suramericano, no te alquilan un piso". Cree que no hay una gran diferencia entre la derecha y la izquierda locales y percibe a Pujol "como un intento de separación de España". El domingo va a votar, pese a que "el Gobierno catalán no existe para un inmigrante; ni yo ni mi familia recibimos ayuda de ningún gobierno".

Biel Duran, actor y estudiante de Filosofía

Biel Duran (Gelida, Barcelona, 1984) es actor de cine y televisión. Compagina estudios de Interpretación y de Filosofía. Vive con sus padres por una razón contundente: "Irse a vivir solo se ha convertido en una utopía". Se declara "más o menos catalanista", aunque debería ser posible, opina, una distinción entre catalanista y nacionalista. Duran confiesa que le revienta "ese nacionalismo absurdo que se centra en las pijaditas y no en lo que de verad es importante, por ejemplo cuando TV-3 emite películas españolas dobladas al catalán", se queja. Y reprocha con firmeza a la generación a la que pertenece que tenga "una conciencia política muy vaga". "Hay que estar contra la derecha como nuestros padres lo hicieron en su día contra Franco", reclama. Su Cataluña ideal para rl siglo XXI "tiene que ser de izquierdas, con ciudades cosmopolitas, inmigrantes y estudiantes llegados de toda Europa".

Montse Soler, presentadora y reportera

Presentadora y reportera de Flaix TV, Montse Soler (Barcelona, 1982) irá a votar. Si la Generalitat cambia de partido, dice que "se notaría mogollón en los medios de comunicación, en los que hay gente apalancada desde hace 24 años". Piensa que la sociedad no ha cambiado con Pujol, quien "ha recuperado las libertades perdidas, el Estatut, el idioma, la asistencia social", pero sigue con el problema de "la financiación". "Se invierte el doble en Madrid que en Barcelona", argumenta, y sigue: "La dependencia de Madrid es un problema".

Alexandre Porcel, editor y abogado

Licenciado en Derecho y Periodismo, Alexandre Porcel (Barcelona, 1973) es el editor de la reciente antología de la revista Destino. Es hijo del escritor Baltasar Porcel y tiene una opinión matizada sobre el pujolismo: "Ha sido una etapa de progreso, aunque no en términos absolutos. Ha habido progreso económico, social (algo más relativo) y cultural (todavía más relativo). No ha sido una etapa de decadencia, pero ha habido claroscuros". Cree que el vigor cultural de Cataluña ha surgido más bien del ámbito privado. En cuanto al panorama literario, piensa que "hay excelentes escritores en catalán, pero el apoyo que encuentran en los medios es inferior al que reciben los autores en castellano".

Yacine Belahcene, vocalista de Cheb Balowski

Nacido por azar en Padua, Italia, Yacine Belahcene Benet (1979) es hijo de padre argelino y madre catalana y ha vivido en Argel y en Barcelona. Yacine es ateo, antisistema por convicción, y no va a ir a votar. Con su grupo Cheb Balowski, una formación en la línea de Manu Chao, canta canciones en catalán, castellano y árabe. Dice que no es independentista: "No quiero fronteras y detesto la falta de libertad de movimiento. Creo en mi país y en mi lengua, pero en una Cataluña internacionalista". Dice que Pujol sólo se ha preocupado por la lengua —"Y eso que yo, cuando vine a vivir a Barcelona con 14 años, sólo sabía catalán y ni una palabra de castellano"— y critica tanto "la Barcelona de postal para turistas" del PSC como el nacionalismo de CiU.

Beth Rodergas, cantante

"Estamos en un buen país, muy rico y con grandes inquietudes culturales. Barcelona está a la última, y ésta es una comunidad autónoma muy avanzada", dice Beth Rodergas (Súria, Barcelona, 1981). Desde que participó en el co+ncurso televisivo Operación Triunfo, Beth ha viajado mucho: "No puedo generalizar, pero en lo que yo hago ves que el público responde de maneras diferentes según el sitio. Aquí la gente es más tolerante", afirma. En sus primeras elecciones, va a votar izquierdas. No entiende que en Madrid haya podido ganar el PP y piensa que en toda España hay que reformar cosas como "la educación, la Universidad, la inmigración y los precios".

Josep Pedrals, escritor y poeta

Nacido en Barcelona, Josep Pedrals (1979) se gana la vida como escritor y poeta. Vive en casa de sus padres -"Ya se independizarán ellos si quieren"- y afirma que irá a votar. Aunque no siente "el compromiso social del escritor" y defiende "el arte por el arte", Pedrals cree que en la cultura es donde "Pujol ha sido más conservador". "Además", dice, "nunca he terminado de entender qué es eso de la política cultural. Es un contrasentido". La política no le parece poética y "la democracia se está convirtiendo en algo folklórico". En su opinión, las asignaturas pendientes del Gobierno son la educación y los transportes: "Los trenes no llegan a ninguna parte, los autobuses están monopolizados...".

Joan Tous, estudiante de fotografía

"Hay mucha gente que tiene ganas de que las cosas cambien", afirma Joan Tous Igal (Barcelona, 1980), que está terminando estudios de Fotografía y Filosofía. Decidió ir a las urnas por primera vez en las pasadas municipales, tras el desastre del Prestige y la agitación contra la guerra de Irak. "Si no votas, luego no puedes quejarte de nada", afirma. Simpatiza con Esquerra Republicana (ERC) y le preocupa especialmente que la sociedad sea respetuosa con los inmigrantes. En cuanto a las elecciones autonómicas, cree que "la cosa está entre Artur Mas y Pasqual Maragall", pero le gustaría que en la Generalitat y el ayuntamiento de Barcelona convivieran dos colores políticos opuestos.

Francisco Arza, estudiante de cocina

Estudiante de tercero de Hostelería, Francisco Arza (Barcelona, 1985) creció en del mercado de la Boquería, en el barrio del Raval. Estudió compartiendo pupitre con niños marroquíes, paquistaníes y filipinos y asegura que la experiencia "fue muy buena". Cree que "vivir en el Raval espabila", y le duele que no se ponga freno a los grupos de inmigrantes que vienen a delinquir. Francisco dice que no entiende de política y que no sabe si va a votar, pero ve su futuro con optimismo gracias al auge de la cocina española.

Mariana Boadella, estudiante de veterinaria

Aunque nació en Barcelona, Mariana Boadella (1980) ha vivido siempre en el campo. En el instituto, de adolescente, tuvo una época independentista: "Duró poco. Supongo que son cosas de la edad. En el instituto (...) había poca mezcla, todos éramos de familias estrictamente catalanas y me figuro que también contribuyó". Es hija del director teatral Albert Boadella. Los estudios de Veterinaria y la experiencia familiar le han dado una visión particular de la era pujolista. Va a votar a Maragall: "Es insoportable que sigan mandando los depredadores. No confío plenamente en Maragall, pero el cambio es imprescindible y él es la única posibilidad de cambio".

Ramón Rodríguez, cámara y montador

Los padres de Ramón Rodríguez (Barcelona, 1978) llegaron a Cataluña de Galicia y Andalucía. En las listas de los partidos no encuentra nombres que le representen: "Aquí, la izquierda y la derecha son pijas", afirma. Mantiene la idea de que la política no interesa a nadie ("La hacen las mismas familias en todos los partidos"), y recuerda: "Cuando estudiaba Sociología, muchos se pasaban a Políticas con la expectativa de ser funcionario". Pese a todo, votará. Entre los principales problemas, cita la inmigración: "Me gustaría que a las tres de la madrugada no pusieran la música alta (...). Cuando te desplazas a otro país tendrías que ser más amable". Esta nueva inmigración es algo que, dice, a Pujol le viene grande: "Otros políticos saben mejor de qué va y pueden ofrecer respuestas".

Extractos de entrevistas realizadas por Arcadi Espada, Guillem Martínez, Àngels Piñol y Jordi Puntí.

De izquierda a derecha y de arriba abajo, Susi Sequeira, Mayra Olivia Lucas-Mas, Júlia Humet, Flor Antelo, Biel Duran, Montse Soler, Alexandre Porcel y Yacine Belahcene.
De izquierda a derecha y de arriba abajo, Susi Sequeira, Mayra Olivia Lucas-Mas, Júlia Humet, Flor Antelo, Biel Duran, Montse Soler, Alexandre Porcel y Yacine Belahcene.TEJEDERAS / VICENS GIMÉNEZ / CARLES RIBAS / JOAN SÁNCHEZ / JORDI ROVIRALTA / JOAN GUERRERO
De izquierda a derecha y de arriba abajo, Mariana Boadella, Beth Rodergas, Joan Tous, Ramón Rodríguez, Francisco Arza y Josep Pedrals.

MARCEL.LÍ SÀENZ / JORDI ROVIRALTA
De izquierda a derecha y de arriba abajo, Mariana Boadella, Beth Rodergas, Joan Tous, Ramón Rodríguez, Francisco Arza y Josep Pedrals. MARCEL.LÍ SÀENZ / JORDI ROVIRALTA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS