El ex número tres de la Politécnica se ofrece como "candidato de transición "

El titular de Educación lleva hoy al pleno del Consell la aprobación de los estatutos reformados

El ex vicerrector y ex número tres de la Universidad Politécnica de Valencia Eliseo Gómez-Senent rompió ayer el silencio en torno a su intención de suceder al veterano rector Justo Nieto y se presentó como el candidato de un "proyecto de transición durante los próximos cuatro años". Gómez Senent se comprometió a "cambiar los estatutos para limitar los mandatos a dos legislaturas" ante el centenar largo de profesores y alumnos que acudieron a una cita electoral, al menos inédita por abierta, celebrada en el salón de actos de la Escuela de Industriales. La presentación formal de esta candidatura de oposición articulada inicialmente en torno a "un grupo de 40 personas" y anunciada con tanta anticipación -ya que el calendario establecido en la nueva ley de universidades (LOU) no altera, en este caso, el plazo de febrero de 2004 previsto en la anterior LRU- coincidió con la confirmación de que el Consell podría aprobar hoy mismo los nuevos estatutos de esta universidad. Según fuentes oficiales, el consejero de Educación llevará hoy al pleno del Consell la "propuesta de acuerdo sobre el proyecto de estatutos de la Universidad Politécnica" para su aprobación.

De consumarse este trámite, se cerraría a la puerta a las cada vez más intensas

especulaciones sobre la posible existencia de "algún problema técnico" relacionado precisamente con la redacción del articulado que modifica la normativa electoral para adaptarla a los requisitos impuestos por la LOU, que obliga a las universidades a elegir al rector y al resto de miembros de los órganos de gobierno (excepto decanos y directores de Escuela) mediante la fórmula del "sufragio universal ponderado". Según este sistema, ajeno a las universidades europeas, el peso en el colegio electoral de los funcionarios doctores representará siempre, como mínimo, el 51% del total de votos válidos emitido. Una cláusula polémica, que en el caso de la Politécnica, se amplió hasta el 54% por acuerdo final del claustro, reduciendo así la representación del alumnado del 25% al 21%, y la del PAS, que pasó del 9% al 7%.

Nada ha alterado, en principio, los planes del rector Justo Nieto que, según fuentes de su equipo, "no tiene previsto adelantar las elecciones". No obstante, y pese a que el rector siempre ha dicho que está dispuesto a volver a presentarse -y así lo ratificaron miembros del equipo rectoral-, prevalece la incógnita sobre si optará a su reelección por sexta vez o cederá paso a un relevo consensuado para promover e impulsar los cambios en la LOU, que defiende un sector importante de universidades de forma coordinada. Gómez-Senent, que ha hecho toda su carrera académica en paralelo a Nieto, tampoco quiso ayer echar leña al fuego -reconociendo, incluso, la labor de "quien ha sido gestor durante 17 años"- y propuso un pacto de progreso que apuesta por la convergencia europea (siguiendo el modelo acuñado por él desde el año 2000 a través del Proyecto Europa). También propuso una estrecha "coordinación entre áreas de docencia", que pasa por la fusión de departamentos, y una "investigación vinculada al tercer ciclo y doctorado" (opuesta al sistema de "contratos programas"), así como una gestión "que acabe con la opacidad".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS