Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barón critica a Aznar por consentir que España pierda escaños

El PP resalta que los socialistas en Bruselas contradicen a Zapatero

Los pasillos del Parlamento Europeo en Estrasburgo se convirtieron ayer tarde en un fuego cruzado de críticas entre representantes del PP y del PSOE por el proyecto de reparto de poder en el Consejo de Ministros de la UE que el presidente del Gobierno, José María Aznar, considera discriminatorio para los intereses de España y contrario a lo pactado en 2000 en el Tratado de Niza.

La razón del enfrentamiento fue la intervención por la mañana en el pleno de Enrique Barón, presidente del Grupo Socialista Europeo, al defender la propuesta de la Convención sobre la doble mayoría cualificada de voto en el Consejo (la mitad más uno de países y el 60% del total de población).

Barón criticó en su intervención ante el pleno que se trate de utilizar como comodines de baraja en la negociación del proyecto constitucional el número de escaños que corresponde a cada país. "No tengo problemas con Zapatero, sino con Aznar, a quien le estoy preguntando desde Niza por qué cedió 14 diputados españoles, el equivalente al 22% de lo que nos corresponde", subrayó Barón.

"Sus palabras resultan insólitas y contradictorias justo una semana después de que el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, expresara su respaldo al Gobierno para que se modifique este punto en la negociación" sobre la futura Constitución de la UE, declaró el portavoz español del PP en la Eurocámara, Gerardo Galeote. "Con tanta contradicción en el seno del PSOE es difícil saber a qué atenerse. O bien Zapatero tiene dos palabras o bien no controla a sus eurodiputados", agregó.

Barón replicó luego a través de declaraciones a la prensa y subrayó que había hablado como presidente del Grupo Socialista Europeo. "Por cierto, lo mismo que he expresado yo lo han dicho el presidente del Grupo Popular Europeo, Hans Pöttering, y los eurodiputados del PP Íñigo Méndez de Vigo y José María Gil-Robles", precisó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de octubre de 2003