Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los universitarios creen que no les forman para afrontar un empleo

Los estudiantes valoran a sus profesores y se interesan por la ecología

Los universitarios españoles están satisfechos con la carrera elegida y el 92% (los que estudian en centros públicos) opina que los contenidos, los profesores, la investigación y la formación integral que reciben es mejor que la de sus compañeros de los centros de pago. Pero un 65% considera que no está recibiendo una formación práctica adecuada para afrontar con éxito el futuro laboral. Y creen que la universidad privada atiende mejor este aspecto así como las oportunidades que ofrece a sus alumnos para encontrar un empleo.

Entre febrero y marzo de este año, con la guerra de Irak como telón de fondo, Demoscopia encuestó a 3.010 universitarios matriculados en los dos últimos cursos de la carrera en centros privados y públicos de toda España. Se les preguntó por su visión de la universidad, de su vida personal y sus opiniones sobre la sociedad y el mundo. En general están satisfechos y son optimistas. El 67% eligió la carrera porque era la que más le gustaba y sólo un 8% atendió para ello a las expectativas laborales. Los estudiantes de carreras técnicas están más satisfechos con la titulación que cursan y dedican más horas al estudio que los de humanidades. La media es de 13 horas semanales. El 58% dice no tener ningún sentimiento especial hacia la universidad.

De cero a 10, los universitarios piensan que los profesores están al día en su asignatura (6,9), que son buenos investigadores (6,3) y que explican con claridad (5,8). Pero piensan que los exámenes no se diseñan adecuadamente para evaluar los conocimientos.

Respecto al futuro, se muestran esperanzados (77%) y sus principales aspiraciones son formar un hogar y tener éxito en el trabajo. El 82% de los estudiantes encuestados vive con sus padres y un 28% tiene un empleo remunerado. Piensan que acceder a un trabajo o vivienda propia es ahora más difícil que en la época de sus padres. Muestran un notable interés por el medio ambiente y los asuntos internacionales y científicos; políticos y religiosos ocupan los últimos puestos en su confianza; y el 46% se declara de izquierda, el 26%, de centro, un 6% de derecha y un nutrido 20% no sabe o no contesta.

Aprecian los valores culturales europeos (87%) sin despreciar la norteamericanos (70%) pero rechazan (69%) que las ideas y costumbres estadounidenses calen en España. En general son tolerantes y comprensivos con la inmigración y la inmensa mayoría opina que Europa hace lo justo o muy poco por resolver los problemas mundiales. ¿Y EE UU? Muy poco (50%) o nada (24%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2003