Más de 43 millones de personas no tienen seguro médico en Estados Unidos

Más de 43,6 millones de estadounidenses carecen de cobertura médica. Según los datos facilitados por el Censo de Población de EE UU, más de 2,4 millones de personas se sumaron el año pasado a la lista de estadounidenses sin seguro sanitario de cualquier tipo. Carecer de seguro médico no sólo reduce, entre otras cosas, la tasa de vacunación infantil, sino que condena a los ciudadanos a la bancarrota en caso de enfermedad grave. El incremento de ciudadanos sin cobertura registrado en 2002 es el mayor de la última década.

El número de personas sin seguro médico en EE UU aumentó un 5,7% en 2002. El año anterior, el 14,6% de la población carecía de cobertura; un año después, los 43,6 millones de personas sin seguro representan ya el 15,2%.

Los limitados programas públicos han logrado mantener bajo el número de niños y ancianos sin asistencia. En cambio, los jóvenes que luchan por entrar en el mercado de trabajo disparan la cifra, a la que se unen las personas que han perdido su empleo por la recesión y, con él, la cobertura médica que costeaba su empresa. Entre las minorías, los hispanos componen el grupo con menor nivel de asistencia sanitaria en EE UU.

Tener cobertura médica en EE UU se ha convertido en un símbolo de estabilidad económica. El precio medio de un seguro familiar ha subido de 8.000 dólares anuales en el último año a 9.000 actualmente y, además, la cifra no cubre el 100% de los gastos sanitarios. Se pagan cuotas variables por cada visita al médico y se cobra también un porcentaje de los gastos totales. El salario medio en EE UU es de 27.000 dólares anuales.

Un dato aún más desesperanzador para millones de familias es la decisión de muchas empresas de recortar las prestaciones médicas que ofrecen a sus trabajadores. El porcentaje de personas que reciben cobertura a través de su empresa bajó del 62,6% al 61,3% el año pasado. Es la segunda bajada anual consecutiva en dos años de gobierno del presidente George W. Bush, consciente de que los demócratas van a utilizar como arma electoral la pésima situación de la red de cobertura médica.

Los planes que ofrece el Gobierno a niños, familias de ingresos mínimos y ancianos alcanzan sólo al 25,7% de la población, si bien es cierto que ese número es mayor que el 25,3% registrado el año anterior.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS