Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:PLÁCIDO MICÓ | Dirigente de la oposición guineana y secretario del CPDS

"Lamentamos que el Gobierno español se deje seducir por Obiang"

A menos de dos meses de su excarcelación de la prisión de Black Beach, en Malabo, Plácido Micó, principal líder de la oposición de Guinea Ecuatorial y secretario de la Convergencia para la Democracia Social, un partido de orientación socialdemócrata, ha visitado España para agradecer la solidaridad del pueblo español y para pedir que el mundo presione al régimen de Teodoro Obiang -en el poder desde 1979 tras un golpe de Estado- para que la antigua colonia española comience una transición a la democracia.

Pregunta. ¿Cuál es la situación actual de los derechos humanos en Guinea Ecuatorial?

Respuesta. La situación sigue siendo preocupante porque el Gobierno continúa violando los derechos humanos con el agravante de que hace un año y medio maneja de manera perversa el dinero del petróleo con el que logró comprar conciencias para que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Guinea suprimiera el punto que designaba en el país a un relator. De ahí que me hayan detenido a mí y a un centenar de personas. Fuimos sometidos a torturas tras aquel proceso judicial, que fue una farsa.

P. ¿Cuándo se convocarían las elecciones legislativas y qué viabilidad hay de que se celebren?

R. Según las previsiones legales deberían convocarse entre marzo y mayo de 2004, pero no sería de extrañar que el Gobierno las adelante para sorprender a la oposición y no dar tiempo para garantizar transparencia. Es por eso que queremos sensibilizar a la opinión pública internacional y a la UE para que, con la anticipación suficiente, contribuyan en todo el proceso de democratización del país.

P. ¿Qué opina de la postura del Gobierno español frente al régimen de Obiang?

R. Creo que la política del Ejecutivo español con respecto al Gobierno de Guinea es coja porque consiste solamente en una política de diálogo sin presión para que se respeten los derechos humanos y se democratice el país. No podemos más que lamentar que el Gobierno español se deje seducir por las promesas de Obiang.

P. ¿Cómo ha influido la nueva coyuntura internacional en Guinea Ecuatorial?

R. Creo que en lugar de dinamizar la democracia los dictadores lo han utilizado como excusa para reprimir. Presentan a los opositores como terroristas internacionales para desviar la atención de la comunidad internacional. Además, un país como el nuestro, en la zona del golfo de Guinea, se ha convertido en una zona de petróleo vista por Estados Unidos como una alternativa a Oriente Próximo, y atienden la seguridad de sus inversiones en detrimento de los derechos humanos. Están interesados en que se garantice la explotación con una seguridad de cementerio. Por eso estamos tratando de convencerlos de que las dictaduras no garantizan la seguridad porque este régimen se basa en la represión del pueblo. Éstas son situaciones latentemente explosivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2003