Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE EUSKADI

IU afirma que la Constitución no puede frenar los deseos de un pueblo

Izquierda Unida justificó ayer su alineamiento con los partidos nacionalistas en la búsqueda de un nuevo marco político para el País Vasco porque, a su entender, es la única solución para acabar con el terrorismo de ETA. Para IU-EB, además de resolver el "conflicto vasco", hay que afrontar también el nuevo modelo de encaje autonómico en el todo el Estado, con una reforma en profundidad de la Constitución que dé cabida al reconocimiento del derecho de autodeterminación y a un mayor techo competencial que satisfaga a la mayoría de los vascos. Esa reforma debería de tener, precisó Oskar Matute, mayor respaldo del que en su día obtuvo el referéndum de ratificación del Estatuto de Gernika.

Así enunció el portavoz de IU los puntos en común que tiene la propuesta federalista de libre adhesión que defiende la formación de Madrazo y Llamazares con el contenido del proyecto de ley que el Gobierno tripartito del que forma parte aprobará el próximo día 25 de octubre, coincidiendo con el aniversario del Estatuto de Gernika. Más allá de ese planteamiento, IU cargó contra los socialistas y populares, a los que acusó de manipular su propuesta con el fin de "fomentar el odio y el miedo en el resto del Estado", y de ser los responsables en parte de una situación de agotamiento del texto de Gernika, al no haber desarrollado su contenido durante los años en los que han tenido, y tienen, responsabilidades de gobierno.

Pacto federal

En definitiva, IU apuesta por una reforma de alcance que permita a los vascos "decidir su propio futuro político". Oskar Matute explicó que el federalismo de libre adhesión que propugnan se basa en la igualdad, la solidaridad y la justicia social, y deja abierta la puerta a la revisión del pacto federal con el Estado. Una revisión que permitiría a Euskadi, y también "a otros pueblos y naciones", disponer de "una justicia propia", participar en la elección de los miembros del "Tribunal Constitucional Federal Español", así mismo, tener una participación efectiva en las relaciones internacionales y en las instituciones de la UE.

A nivel interno, IU aboga por revisar la normativa electoral vasca para corregir la vigente representación igualitaria de los territorios en el Parlamento vasco: 25 diputados, independientemente de su población. Ello supondría, sin embargo, revisar el propio pacto que configuró la comunidad autónoma. IU plantea un sistema más proporcional, de forma que cada provincia tenga un número de parlamentarios fijos y el resto se distribuya de acuerdo a su población.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2003