Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA INVESTIGACIÓN DE UN DOBLE ASESINATO

Interpol revela que King fue condenado en su adolescencia por dos intentos de violación

La prensa británica afirma que el asesino de Rocío y Sonia abusó de mujeres tras estrangularlas

Interpol del Reino Unido ha confirmado al Ministerio del Interior español que Tony Alexander King, asesino confeso de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes, fue condenado en su adolescencia por un intento de violación, un atentado frustrado contra la integridad física de una mujer y un robo con fuerza. El supuesto criminal viajó a España un año después de salir de la cárcel. "Cuando llegó aquí, era un ciudadano comunitario con libertad de establecimiento y no había contra él órdenes de busca y captura", declaró Agustín Díaz de Mera, director general de la Policía.

Anthony Alexander King se llama en realidad Tony Bromwich y en 1986 fue condenado a 10 años de prisión por dejar inconscientes a varias mujeres estrangulándolas para abusar luego de ellas, según publicaban ayer los tabloides británicos. Pero la policía británica no quiso confirmar que el británico detenido en Málaga sea el llamado "estrangulador de Holloway", el barrio del norte de Londres en que vivía y en el que cometió sus crímenes Tony Bromwich. La Interpol sí confirmó a la policía española que el supuesto asesino de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes fue condenado anteriormente en el Reino Unido. Fuentes próximas a la investigación citadas por Efe aseguraron ayer que Tony Bromwich se cambió el nombre de forma legal en su país antes de venir a España.

En el Reino Unido todavía no es oficial que Tony Alexander King, el asesino confeso de Sonia Carabantes y Rocío Waninkhof, sea Tony Bromwich, condenado en 1986, cuando sólo tenía 19 años, a 10 años de cárcel por abusar de siete mujeres.

A cinco de ellas las estranguló primero con un cordón hasta dejarlas inconscientes. El entonces llamado "estrangulador de Holloway", recluido en un centro de jóvenes delincuentes, fue puesto en libertad en 1991, al cumplir la mitad de su condena. Pero seis semanas después fue arrestado de nuevo por robar a una mujer a punta de pistola.

La prensa británica relataba ayer algunos momentos del juicio que presidió en 1986 el magistrado Thomas Pigot, que describió al acusado como "Jeckyll y Hyde". Aludía con ello a la doble personalidad que le permitía ser devoto novio de su prometida, con la que estaba entonces a punto de casarse, para convertirse en perverso violador los lunes y los miércoles.

Esos eran los únicos días de la semana que no pasaba con su prometida, según el relato del Daily Mail, que dedica al caso su portada y una página en el interior.

Ataques de carácter sexual

Durante el juicio se reveló que los ataques de Bromwich tenían carácter sexual, aunque no violaba a sus víctimas, un dato que parece coincidir con el perfil del hombre que asesinó a Sonia y Rocío.

Bromwich trabajaba de aprendiz en una imprenta cuando fue arrestado en mayo de 1985 en el momento que acechaba a su próxima víctima. Según el relato de la acusación, pronunciado ante el tribunal un año después, abordaba a sus víctimas acercándose sigilosamente a ellas y les pasaba un cordón por el cuello para cortar su respiración hasta que se desvanecían.

"La presión se aplicaba con gran habilidad, lo suficiente para dejar a las chicas inconscientes o semiinconscientes de manera que eran incapaces de resistirse a sus intenciones sexuales. Es un sistema que se conoce comúnmente como garrote", relató entonces el fiscal Michael Sayers ante el jurado. Bromwich aplastó la cara de una las víctimas contra el pavimento, provocándole la rotura de la nariz y de la mandíbula.

El juez, que acabó sentenciándole a 10 años de cárcel, recordó que los ataques de Bromwich podían haber acabado con la vida de sus víctimas.

La policía española ha enviado a Scotland Yard las huellas dactilares de los dos británicos detenidos en España para confirmar su identidad. Pero los portavoces de Scotland Yard en Londres no quisieron a lo largo del día confirmar si Tony Alexander King y Tony Bromwich son la misma persona. La policía británica tampoco había querido confirmar la víspera las informaciones del dominical News of the World según las cuales estaba investigando la relación que podía haber entre el presunto asesino de las dos jóvenes españolas y los asesinatos nunca resueltos de 12 jóvenes inglesas que murieron en circunstancias parecidas a las que rodearon la muerte de Sonia y Rocío.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de septiembre de 2003