El AVE entre Madrid, Zaragoza y Lleida entrará en funcionamiento el 11 de octubre

Los trenes circularán a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora y no a 350

El AVE entre Madrid y Lleida entrará en funcionamiento el 11 de octubre. Ofrecerá dos tipos de servicio: uno, con los trenes de alta velocidad empleados para la línea Madrid-Sevilla (los nuevos no están aún listos), y otro, con trenes Altaria, que cambiarán a vías de ancho convencional en Lleida y enlazarán también con Barcelona. La velocidad máxima de todos los convoyes será de 200 kilómetros por hora. El secretario de Estado de Infraestructuras, Benigno Blanco, afirmó ayer que no hay fecha para alcanzar los 350 kilómetros para los que ha sido diseñada la línea.

Más información

El AVE arrancará con velocidad de rebajas y, por consiguiente, con precios también rebajados. El trayecto entre Madrid y Zaragoza, o a la inversa, costará 43 euros; Madrid-Lleida, 54, y hasta Barcelona, 59. El director de Renfe, Miguel Corsini, aseguró ayer que la compañía anunciará la semana que viene los horarios y las frecuencia de los trenes que circularán por esta vía, aunque, precisó, el servicio tendrá carácter progresivo. Es decir, puede empezar con apenas tres o cuatro convoyes en cada dirección e ir aumentando poco a poco. El modelo, dijo, es la línea Madrid-Sevilla, que empezó con seis servicios y ahora ofrece 19.

Los precios, explicó Corsini, serán los mismos anunciados en enero pasado, cuando parecía inminente la inauguración de la línea (prevista para diciembre de 2002). Pero no se mantienen los horarios, ya que Renfe necesita varios días para ajustar horarios y frecuencias. "No es lo mismo parar en Calatayud que pasar de largo", dijo, a modo de ejemplo, ya que todo apunta a que mientras los trenes funcionen a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora las paradas serán más numerosas que si alguna vez circulan a velocidades que superen los 300 kilómetros. Lo que sí precisó Corsini fue los tiempos estimados para los principales trayectos. Entre Madrid y Zaragoza el tren empleará una hora y 45 minutos, frente a las tres horas que necesita ahora. El tiempo para el tramo Madrid-Lledia será de dos horas y 40 minutos. Hoy los trenes necesitan cuatro horas y 45 minutos para el trayecto.

La estación de Lleida dispone de un adaptador que permite el cambio de eje de ancho europeo a ancho ibérico o a la inversa. Este sistema será utilizado por los trenes Altaria que cubrirán la línea, de modo que los pasajeros podrán partir de Barcelona o llegar a ella sin tener que bajar del tren. La línea entre Lleida y Barcelona, cuya fecha de entrada en servicio prevista era el año 2004, aún no está terminada y en algún punto ni siquiera ha salido a concurso. Ayer mismo, Blanco explicó que el paso por Barcelona y la estación de Sagrera están "en proyecto".

De momento, los trenes circularán entre las dos capitales catalanas por la línea convencional que utilizan ahora y a la misma velocidad de hoy. Esto significa que el trayecto entre Barcelona y Madrid tendrá una duración de cuatro horas y media, aproximadamente. Actualmente el tren emplea siete horas para este trayecto.

Blanco aseguró ayer que la mejora es muy notable porque, dijo, 200 kilómetros por hora es más de lo que alcanza el AVE entre Madrid y Sevilla. No obstante, 200 kilómetros es la velocidad máxima que podrán alcanzar los trenes, porque el sistema de seguridad no es fiable por encima de esa cifra. La velocidad media entre Zaragoza y Madrid rondará los 175 kilómetros por hora, según Ramón Escribano, presidente del GIF, y será ligeramente inferior entre Zaragoza y Lleida.

El sistema licitado debía permitir alcanzar los 350 kilómetros, pero aún no está operativo. Blanco dijo que el GIF ha abierto un expediente por ello a la empresa Cobra-Ansaldo y que los servicios jurídicos del ministerio están analizando las medidas a tomar.

El anuncio hecho por Benigno Blanco, acompañado de Miguel Corsini y de Ramón Escribano, pilló a todos por sorpresa. Máxime teniendo en cuenta que 24 horas antes el ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, había estado en el Senado hablando de infraestructuras y no dijo a los senadores una sola palabra al respecto. Blanco justificó el hecho en que que el informe de la comisión técnica dando vía libre a la circulación por la nueva línea fue recibido en el ministerio ayer por la mañana.

Los socialistas han reclamado la comparecencia urgente en el Congreso del ministro de Fomento para que explique las condiciones de la puesta en funcionamiento de la línea y garantice que dispondrá de las debidas condiciones de seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de septiembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50