Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las elecciones de hoy en Buenos Aires miden el apoyo popular a Kirchner

El maratoniano proceso electoral de Argentina, iniciado el pasado 27 de abril con los comicios presidenciales que permitieron la proclamación de Néstor Kirchner, tiene hoy una cita crucial con las elecciones a gobernador de la provincia de Buenos Aires y a jefe de Gobierno de la capital federal (alcalde), a las que está convocado el 47% de los votantes de todo el país. El peso político de ambos distritos, que aportan un total de 47 diputados a la Cámara baja de la Nación, es de suma importancia para el empeño del presidente de la República de consolidar una sólida base de apoyo con gobernadores y diputados fieles.

Kirchner asumió la jefatura del Estado con el 22% de los votos obtenidos en la primera y única vuelta de las elecciones presidenciales. La segunda vuelta no llegó a celebrarse por la retirada de su contrincante, el también peronista Carlos Menem.

En la ciudad de Buenos Aires, la lucha en la segunda vuelta de las elecciones para alcalde es entre Mauricio Macri (candidato de Compromiso por el Cambio), presidente del club de fútbol Boca Juniors e hijo de uno de los empresarios más poderosos del país, y el actual jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra (Fuerza Porteña). En la primera vuelta, el pasado 24 de agosto, Macri fue el más votado con una ventaja del 3,94% (71.419 votos) sobre su adversario de hoy. Ibarra ha recuperado terreno en las encuestas gracias al respaldo del presidente Kirchner, en la cresta de la ola de la popularidad.

Macri, en quien muchos ven cierto paralelismo con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, tiene en contra su excesiva vinculación con el mundo de los negocios, no siempre transparentes. Con su desembarco en la política aspira a llegar en el futuro a lo más alto, si hoy gana la alcaldía.

En la populosa provincia de Buenos Aires el actual gobernador, Felipe Solá (peronista), tiene asegurada la victoria, y el único interrogante es cuántos diputados nacionales obtendrá su partido de los 35 que están en juego. Un vistazo a la lista electoral del Partido Justicialista (PJ) permite comprobar que está repleta de ex ministros, familiares y amigos de Eduardo Duhalde, dueño indiscutible del poder político provincial. El resultado en las urnas determinará el peso que mantendrá en la política nacional el ex presidente, que apostó por Kirchner para sucederle e impedir el regreso de Menem.

La jornada electoral ha llegado en un clima propicio para los candidatos que respalda el presidente Kirchner, tras la firma esta semana de un principio de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha sido presentado por el Gobierno como el acuerdo de la dignidad y la firmeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de septiembre de 2003