Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:BOLSAS

Objetivo cumplido

Las bolsas europeas, con la excepción de Londres y Wall Street, consiguieron ayer nuevos máximos anuales en sus índices gracias al tirón de la economía estadounidense. Los inversores de aquel país optaron finalmente por dar credibilidad a los últimos datos económicos que parecen apuntalar una incipiente recuperación.

El Ibex 35 ganó ayer el 1,22% para cerrar en 7.291,70, nuevo máximo anual que esta vez viene acompañado de algo más de dinero, ya que en el Mercado Continuo se negociaron 2.398,11 millones de euros, la cifra más alta en un mes, aunque con la aportación de más de 600 millones procedentes de operaciones institucionales. El índice general de la Bolsa de Madrid marcó su tercer máximo anual consecutivo al subir el 1,10% y terminar la sesión en 768,60.

El diferente ritmo de las economías de Estados Unidos y la eurozona en los últimos meses, y previsiblemente en los próximos, no parece ser un inconveniente para los inversores a la hora de sumarse a los movimientos de la Bolsa norteamericana, sobre todo porque no se espera que las cifras del conjunto de la eurozona ofrezcan resultados parecidos a lo largo de este año.

Aun así, también París y Francfort se sumaban a la orientación alcista y a lo largo de la sesión obtenían nuevos máximos anuales. La Bolsa de París cerró con una ganancia del 1,75% y la de Francfort ganaba el 2,15% minutos antes del cierre. El mercado de valores de Londres se quedaba atrás en el capítulo de los máximos aunque subió el 1,37%.

Los inversores han considerado el amplio "movimiento lateral" de los mercados durante el mes de agosto como una muestra de consolidación, corroborada ahora por los datos económicos de Estados Unidos.

Para la mayoría de los analistas, estos datos son el preludio de un movimiento similar en Europa, aunque existirá un pequeño desfase en el tiempo que, hoy por hoy, se presenta como el único riesgo perceptible para los mercados de valores a medio plazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 2003