Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP impide a las parejas de hecho tener las ventajas de familia numerosa

Sólo los hijos y un ascendiente de las uniones extramatrimoniales podrán recibir ayuda

El Gobierno deja huérfanas a las familias numerosas formadas por parejas de hecho. El proyecto de ley que hoy inicia su tramitación en el Congreso sólo les reconoce los beneficios por familia numerosa a los hijos y al padre o a la madre, pero no a los dos si no media entre ellos vínculo conyugal. De ahí que, en la práctica, las considere monoparentales. El PSOE presentó ayer 19 enmiendas al proyecto que mantiene como familia numerosa a la formada por tres hijos, o por dos si uno sufre discapacidad. Dos de cada diez bebés nacen ya fuera del matrimonio en España.

El proyecto de ley de Familias Numerosas, elaborado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, impide a las parejas de hecho con familia numerosa disfrutar de todas las ventajas que se otorgan a los matrimonios con tres hijos (o con dos si uno tiene discapacidad). El texto, que hoy inicia su tramitación parlamentaria en la Ponencia del Congreso, define como familia numerosa a "la integrada por uno o dos ascendientes con tres o más hijos, sean o no comunes". Detalla que se consideran ascendientes "al padre, a la madre o ambos conjuntamente cuando exista vínculo conyugal y, en su caso, al cónyuge de uno de ellos".

Esto supone que, si no hay unión matrimonial, las parejas de hecho con tres hijos no pueden considerarse como familia numerosa, ya que se excluye de cualquier ventaja a uno de los progenitores. De esta forma, los beneficios de la ley sólo podrán disfrutarlos los hijos y uno de los dos progenitores, reconoce un portavoz del Ministerio de Trabajo. Sin embargo, dos de cada diez bebés que nacen en España (el 19,5% en 2001) son hijos extramatrimoniales, según el Instituto Nacional de Estadística.

"Concepto obsoleto"

El Grupo Socialista presentó ayer 19 enmiendas al proyecto de ley para, entre otras cosas, evitar la discriminación de las parejas de hecho. Propone eliminar cualquier referencia al vínculo conyugal y que se consideren ascendientes "al padre, la madre y, en su caso, al cónyuge de uno de ellos o persona con quien conviva en análoga relación de afectividad". El PSOE considera que el concepto de familia del proyecto de ley es "obsoleto" y que "sólo admite a aquellas familias constituidas a través del vínculo conyugal".

Según los socialistas, el proyecto de ley obedece "al deseo del Partido Popular de no reconocer las uniones de hecho". El Gobierno se ha negado reiteradamente a regular este tipo de convivencia. Por su parte, el presidente de la Federación de Familias Numerosas, José Ramón Losana, considera que el texto no es discriminador. "Una familia y una unión de hecho son realidades diferentes", asegura.

Una de las principales novedades del proyecto del Gobierno es considerar familia numerosa a los hijos de distintos matrimonios. De ahí que se equipare a familia numerosa al "padre o la madre separados o divorciados, con tres o más hijos, sean o no comunes, aunque estén en distintas unidades familiares, siempre que se encuentren bajo su dependencia económica, aunque no vivan en el domicilio conyugal". También disfrutarán de esa denominación los núcleos constituidos por uno o dos ascendientes con dos hijos (comunes o no) de los cuales uno sea discapacitado y las familias con dos hijos cuyos padres estuvieran incapacitados para trabajar. El PSOE ha presentado una enmienda para que se considere también familia numerosa al hogar con dos hijos en el que también conviva un familiar discapacitado.

El proyecto de ley reconoce que las comunidades autónomas "son competentes para el reconocimiento de la condición de familia numerosa". No obstante, regula "las disposiciones generales de carácter básico para todo el Estado, como son el concepto de familia numerosa, las condiciones que deben reunir sus miembros, las distintas categorías en que se clasifican estas familias y los procedimientos de reconocimiento del título". Se cierra la puerta a que las comunidades autónomas legislen de otra forma.

Ayudas para la educación

El texto que sustituirá a la legislación reformada de 1971, concede ventajas a las familias numerosas. En el ámbito educativo, tendrán preferencia en la concesión de becas y ayudas para libros o en la admisión en centros públicos (preescolar y enseñanza pública y concertada). También tendrán descuentos en los transportes. El proyecto establece que la Administración General del Estado "deberá garantizar" a las familias numerosas "beneficios" para acceder a un piso. Tendrán prioridad en la concesión de viviendas protegidas. También tendrán beneficios fiscales. La condición de familia numerosa se perderá cuando los hijos solteros cumplan 21 años o 25 si aún estudian.

Las familias numerosas inmigrantes podrán disfrutar de las ventajas si residen en España los miembrosque den derecho a ellas.

Pago por hijo y discapacidad

Ayer concluyó el plazo para presentar enmiendas al proyecto de Ley de Familias Numerosas y a otra iniciativa estrella del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, el proyecto de Ley de Protección Patrimonial de las Personas con Discapacidad.

Varias de las propuestas de cambio a la regulación de las familias numerosas son de índole crematística. El PSOE planteó una medida de su plan de familia: conceder un pago único de 6.010 euros a las familias que tengan un tercer hijo. En cambio, IU optó por pedir una asignación anual de 1.080 euros anuales a partir del tercer hijo. Por su parte, CiU propuso un pago único de 625 euros por el tercer vástago, informa Efe.

El Partido Popular, más partidario de las ayudas indirectas, presentó una enmienda para que se considere familia numerosa a aquella con dos hijos en la que uno de sus ascendientes tenga una discapacidad igual o superior al 65%, informa Europa Press. Según la Federación de Familias Numerosas, el PP ha aceptado presentar seis enmiendas a iniciativa de esta asociación.

Los grupos también han presentado enmiendas al proyecto de Ley de Protección Patrimonial de las Personas con Discapacidad, con el que el Gobierno busca mejorar la situación de estos ciudadanos cuando falten sus familiares.

A juicio del PSOE, el proyecto no protege a los más desfavorecidos, ya que está pensado "para gente que tiene dinero", según el diputado Joaquín Sánchez Garrido. Su grupo pretende que asegurar que el patrimonio protegido (una especie de hucha en favor del discapacitado a la que podrán contribuir su familia e incluso empresas) se destine exclusivamente a las necesidades vitales de las personas con discapacidad.

El PP, por su parte, ha presentado enmiendas para, entre otras cosas, facilitar la aplicación de reducciones y deducciones por las aportaciones que se hagan al patrimonio protegido del discapacitado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 2003

Más información