Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IVAM y la Filmoteca se unen para mostrar la mirada en el arte

Si hay una película que "ponga en escena al espectador resaltando su naturaleza de mirón y explicite su posición física y simbólica de voyeur, ésa es La ventana indiscreta". Lo dice el responsable de programación del Instituto Valenciano de Cinematografía (Ivac), José Antonio Hurtado, en el programa de mano, y ayer lo recordó el director del organismo que integra a la Filmoteca de la Generalitat, José Luis Rado, en la presentación de un nuevo ciclo, organizado en colaboración con el Institut Valencià d'Art Modern (IVAM). El filme de Hitchcock es paradigmático y objeto de estudio en las Escuelas de Cine, entre otras razones, por el juego irónico sobre la representación artística y el punto de vista del espectador que plantea el director.

También los artistas plásticos se han preocupado a lo largo de la historia del ojo y la mirada, siendo, de hecho, la materia de buena parte de sus obras. El tratamiento de la vista, del ojo, a lo largo de la historia del arte occidental es el motivo de la exposición La vista y la visión, que reúne una gran diversidad de obras desde el neolítico hasta nuestros días y se exhibe actualmente en el IVAM. La muestra ha sido el desencadenante de la organización de este ciclo cinematográfico sobre el arte de la mirada del siglo XX.

Titulado El ojo, la mirada, el voyeur, el ciclo está compuesto por 12 títulos, entre los que se encuentran, además de La ventana indiscreta, Psicosis, también del maestro inglés; El fotógrafo del pánico, de Michael Powell; Arrebato, de Iván Zulueta; La muerte en directo, de Bertrand Tavernier; Doble cuerpo, de Brian de Palma; Monsieur Hire, de Patrice Leconte; Sexo, mentiras y cintas de vídeo, de Steven Soderbergh; El show de Truman, de Peter Weir; American Beauty, de Sam Mendes; Aunque tú no lo sepas, de Juan Vicente Córdoba, y Retratos de una obsesión, de Mark Romanek.

Superar barreras

Rado explicó que la colaboración entre ambas entidades y el contenido del ciclo, que se proyectará de manera gratuita en el museo los viernes, del 5 de septiembre al 21 de noviembre, para luego pasar a la Filmoteca, "está más justificada que nunca" debido a que "el ojo es, sin duda, el protagonista fundamental del mismo hecho cinematográfico". "El espectador es fundamentalmente voyeur", y añadió: "En realidad, se podría haber exhibido cualquier película", si bien se han buscado títulos relacionados explícitamente con la exposición.

El director del IVAM, Kosme de Barañano, expresó su intención de continuar abriendo el museo a las diferentes manifestaciones artísticas y en particular, al cine, que ha sido muy bien acogido por el público en anteriores ciclos programados dentro del instituto.

El consejero de Cultura, Esteban González Pons, incidió en la importancia de superar la "separación radical entre las artes", que corresponde al punto de vista del siglo XIX y principios del XX.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 2003