Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La aduana española investiga los envíos de Inditex a México

La textil asegura que cumple las normas del país latinoamericano

La aduana española tiene 10 meses desde el pasado mes de julio para dar su veredicto sobre las exportaciones de Inditex a México. La investigación fue solicitada por el país latinoamericano, que acusa a la compañía de hacer pasar por europeas prendas que en realidad proceden de países asiáticos para obtener así una sustancial rebaja de aranceles. La empresa afirma que respeta la normativa mexicana.

La dirección general de Aduanas de España está investigando las exportaciones textiles de Inditex a México, según lo han confirmado las autoridades aduaneras del país latinoamericano. A Inditex se le acusa de falsificar el origen de sus importaciones para obtener una rebaja de los aranceles mexicanos, según publicó ayer el periódico Cinco Días. En el mismo caso se encuentra la italiana Prenatal.

Según las autoridades aduaneras, los textiles que Zara y Bershka importan para sus tiendas provendrían de China y no de España. Si fuese así, la textil debería haber pagado un arancel del 35% y no del 5%, como ha sucedido hasta la fecha, gracias al Tratado de Libre Comercio entre México y la UE que da tratamiento preferencial a los textiles europeos.

Comprobantes de origen

Para comprobar estas acusaciones, México solicitó el 2 de julio pasado al Gobierno español que verificara la autenticidad de los comprobantes de origen presentados por la empresa ante la aduana mexicana. La secretaría de Estado de Hacienda, de la que depende Aduanas, no confirmó ayer esta información, al calificarla de confidencial.

El servicio de Aduanas de México señaló que España dispone de 10 meses para entregar un informe sobre el caso, en virtud del mismo tratado de libre comercio con la UE. Inditex, por su parte manifestó su disposición a ser investigada en cualquier país y a colaborar con los documentos que fuesen necesarios, al mismo tiempo que negó cualquier actuación fraudulenta.

De acuerdo a los datos que arroje la investigación en España, el seguimiento que se hace a Inditex en México se podría extender de dos a a cinco años. Hace 20 días, el Gobierno mexicano impuso medidas cautelares a las importaciones de Inditex, obligándola a avalar el 30% de diferencia que existe entre el arancel que paga actualmente y el 35% que le correspondería si se comprobara que sus productos proceden de China. Inditex factura unos 300 millones de euros en México, la mitad de todo su negocio en Latinoamérica, y representa un 7,5% de las ventas anuales del grupo. La compañía cuenta con 91 tiendas en el país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de agosto de 2003