Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schwarzenegger descarta ser gobernador de California

Terminator no será gobernador. El popular actor austriaco nacionalizado estadounidense, Arnold Schwarzenegger, ha decidido no presentarse como candidato republicano a gobernador por el Estado de California en la votación del próximo 7 de octubre. Así lo anunció ayer en una entrevista radiofónica el portavoz del Partido Republicano, Rob Stutzman. La noticia se conoció en el día en que Schwarzenegger, nacido en 1947 en Graz, Austria, cumplía 56 años.

La decisión de bajarse de la contienda electoral se debería, por una parte, al deseo del actor de tener más tiempo para estar con sus 4 hijos, de entre 5 y 14 años. Sin embargo, según señaló ayer uno de sus colaboradores, también han influido las objeciones familiares, particularmente las de su esposa, Maria Shriver, miembro del clan demócrata Kennedy, que se opone a su ingreso en la política. Algunos analistas han afirmado que el actor tampoco deseaba exponerse a una campaña sucia de ataques personales y rumores.

La posible participación de Schwarzenegger en la política había generado amplias repercusiones. Se trataba del segundo caso en la historia del Estado que alberga a la industria cinematrográfica de Hollywood en que un afamado actor se presentaba como candidato a la gobernación. El antecedente inmediato era el de Ronald Reagan, que accedió al máximo cargo del Estado, una posición que le sirvió luego para catapultarse hacia la presidencia.

California se encuentra sumida en una fuerte crisis, en principio económica, con un déficit anual en el presupuesto de 38.000 millones de dólares, y luego política. La presentación de un millón de firmas ha abierto la posibilidad de una salida anticipada del actual gobernador, el demócrata Gray Davis. Ahora, 15 millones de electores californianos están convocados a las urnas para el 7 de octubre y tendrán ante sí dos preguntas; una sobre si aprueba o no la realización de elecciones anticipadas, y otra sobre qué candidato elige para el cargo. A la crisis se ha sumado el caos, ante una lluvia de candidatos que con reunir sólo 65 firmas y pagar 3.500 dólares, pueden presentarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 2003