Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SEPI prohíbe a Matutes vender su porcentaje en Trasmediterránea

La Sociedad Estatal de Participaciones Estatales (SEPI) prohibió ayer al Grupo Matutes, propiedad del ex ministro de Asuntos Exteriores con el PP Abel Matutes, vender su participación en la compañía Trasmediterránea. Según informó ayer la SEPI, no se dan las condiciones "excepcionales" como para que se permita esta operación, después de que el grupo se hiciera con Trasmediterránea al serle adjudicada por la propia SEPI en el proceso de privatización.

El Consejo de Administración de la SEPI decidió en julio del año pasado privatizar y asignar la naviera Trasmediterránea por 259 millones de euros al grupo integrado por las navieras Matutes, la constructora Acciona (participante mayoritario), el Grupo Aznar, el Grupo Armas, y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).

Menos de un año después de este hecho, el Grupo Matutes pidió poder vender su parte en el negocio con el pretexto de expandir sus actividades navieras fuera de Trasmediterránea y en competencia con sus operaciones. Para la SEPI, esta justificación supuestamente sobrevenida al Grupo Matutes no es tal "puesto que en el momento que se presentó la oferta ya eran conocidos los intereses de las empresas de Matutes en actividades de transporte marítimo, en especial en Baleares". Además, recuerda que las condiciones de la oferta, aceptadas por los compradores, incluían mantener la situación actual hasta 2007, que el grupo adjudicador incluso alargó hasta enero de 2008. La venta de Trasmediterránea en julio de 2002 que se hizo por subasta resultó polémica en el último tramo y fue criticada por el grupo Boluda que resultó perdedor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 2003