Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El proyecto Ópera Popular comienza con un 'Otello' clásico

El Proyecto Ópera Popular, impulsado por el maestro Pascual Osa, ha elegido como primer título para darse a conocer Otello, de Verdi, con libreto de Arrigo Boito, inspirado en la obra homónima de Shakespeare. El espectáculo, con dirección escénica de Andrés Novo y musical de Osa, se estrenerá mañana en el Cuartel del Conde Duque, dentro de la programación de los Veranos de la Villa del Ayuntamiento de Madrid, donde permanecerá también el 1 y 2 de agosto.

Sergio de Sala, en el papel de Yago; Daniel Muñoz, en el de Otello, y Montserrat Obeso, en el de Desdémona, son la cabecera de una cartel que cuenta con 200 participantes, entre los que se encuentran los 70 profesores de la orquesta Filarmonía y los 80 componentes del coro compuesto por los miembros del Coro de Cámara Eurolírica, Orfeón Filarmónico y el Coro Infantil.

"Queremos con estas producciones dar acceso a un público, sobre todo joven, que no tiene oportunidad de ver un título como Otello, que cuando se pone en pie en nuestro país suele ser para espacios como el Liceo, de Barcelona o el Real, de Madrid", señala Osa quien, en principio, se plantea presentar sus propuestas en verano, aunque, como ocurre con el Otello, tienen previsto que estos montajes estivales puedan realizar giras en invierno dentro y fuera de la geografía española.

Precios populares

En cualquier caso, Proyecto Ópera Popular se plantea como objetivo prioritario erradicar la creencia de que la ópera está unida a la idea del elitismo e inaccesibilidad por diversas razones, entre ellas la económica. Las entradas tendrán precios populares, entre 20 y 30 euros.

Sergio de Salas, que ya ha cantado el papel de Yago en varias ocasiones, confesó ayer que Verdi le volvió loco desde pequeño: "Además, este compositor también era barítono y tenía predilección por este registro vocal, por lo que los barítonos que tenemos ganas de lucirnos siempre encontramos en Verdi a un aliado, no como Puccini, que escribía papeles maravillosos para las señoras, porque era un seductor, y a los tenores y barítonos les veía como rivales", señaló de Salas, quien cree estar en la edad perfecta para el papel que considera "sinuoso, sibilino y traicionero" para un cantante.

El tenor Daniel Muñoz también ha interpretado en varias ocasiones a Otello, mientras que la soprano Montserrat Obeso, que viene, dijo, "de cantar Bohèmes", debuta como Desdémona.

La puesta en escena es de corte clásico, respetándose la ambientación de la Venecia del siglo XVI: "No hay que olvidar que hay una inmensa mayoría de gente que nunca ha visto la versión clásica y sacar a Otello vestido de astronauta para ser novedoso es una majadería", afirma de Sala.

Este espectáculo abre la programación musical de agosto del Conde Duque, donde en los 23 conciertos de julio han asistido más de 50.000 espectadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 2003