Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atutxa, Knörr y Bilbao recurren la anulación de la 'Sala de la Discordia'

Interpondrán el recurso ante el Tribunal Supremo la semana próxima

El presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, y los miembros de la Mesa en representación de EA e IU/EB, Gorka Knorr y Kontxi Bilbao, respectivamente, anunciaron ayer que recurrirán la semana próxima ante el Tribunal Supremo la decisión del Consejo General del Poder Judicial de anular la primera "Sala de la Discordia" que nombró el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Manuel María Zorrilla. La nueva sala, ya constituida de acuerdo a la decisión del CGPJ, deberá pronunciarse sobre la querella presentada por el fiscal general contra los tres parlamentarios por haberse negardo a disolver el grupo Sozialista Abertzaleak en la Cámara.

Según dieron a conocer ayer en un comunicado, el recurso estará basado en "las previsiones constitucionales del derecho a la tutela judicial efectiva". Además, refutarán la competencia del CGPJ para anular la primera "Sala de Discordia" que formó Zorrilla como presidente del TSJPV.

También plantearán su queja ante la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo y utilizarán las previsiones de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso Administrativa para entablar el recurso.

Los partidos del tripartito a los que representan los tres parlamentarios apoyaron incondicionalmente el recurso. El portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti consideró "lógico" que den la respuesta propia de toda situación en la que no se está de acuerdo con resoluciones o sentencias judiciales.La "Sala de la Discordia" cuyos nuevos componentes han sido nombrados de acuerdo a la decisión del Consejo General será la que deberá resolver si se acepta o no la querella por desobediencia del fiscal general contra los tres parlamentarios, rompiendo el empate que al respecto registró la Sala de lo Penal del Tribunal Superior, encargada del caso. Constituida por siete magistrados, esta Sala se reunirá mañana para continuar las deliberaciones después de que el jueves recibieran la documentación relativa al caso.

Iñaki Anasagasti defendió ayer la interposición de la querella ante el Supremo. "Es una iniciativa lógica de la Mesa del Parlamento que se siente acosada y que tiene que recurrir buscando que se haga la luz, que se deje de acosar a la Cámara", declaró.

El portavoz peneuvista en Madrid añadió que este foco de tensión constituye "un espectáculo deplorable", y reveló que en su partido se intuye que, tras este enfrentamiento, se esconde un intento de "poner bajo sospecha al Legislativo vasco, de cara al gran debate que va a tener lugar en septiembre".

Gorka Knorr, por su parte, reconoció que el recurso es una decisión "necesaria" ya que se ha "contravenido" el principio de derecho a la tutela judicial efectiva del artículo 24 de la Constitución. Según Knorr la anulación de la primera Sala de la Discordia "anula también nuestra tutela judicial efectiva de una manera caprichosa".

En línea parecida se mostraron ayer dirigentes de IU/EB. El parlamentario Oskar Matute calificó de "legítimo y obligatorio" el recurso interpuesto por los tres parlamentarios. Dijo que la anulación de la "Sala de la Discortdia" de un "hecho de una gravedad sin precedentes".

Por otra parte, el Tribunal Superior de Justicia resolverá mañana lunes la recusación presentada por la organización Manos Limpias contra el presidente del TSJPV, Manuel María Zorrilla. Esta resolución se conocerá antes de que se reúna la Sala de la Discordia encargada de decidir su se acepta la querella del fiscal contra los tres miembros de la Mesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de julio de 2003