Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Farmaindustria pide al Gobierno que acepte gastar más en fármacos

La patronal achaca al envejecimiento el creciente gasto farmacéutico

La patronal farmacéutica, Farmaindustria, ha cambiado de estrategia. Si hasta ahora apoyaba públicamente al Gobierno en su intento por contener el creciente gasto farmacéutico, ayer afirmó que el incremento de la demanda "hace difícil" mantener el gasto en los niveles pactados con Sanidad en 2001. El cambio se produce cuando el ministerio quiere renegociar el pacto e imponer criterios más duros para la financiación de medicamentos. El gasto en medicamentos ha subido un 10,72% desde enero.

El director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, esgrimió ayer varias razones por las que, a su juicio, el gasto farmacéutico aumenta de forma inexorable: el envejecimiento de la población, el aumento demográfico por la inmigración, y la aplicación de la medicina preventiva que, según Arnés, supone más medicación. Farmaindustria pone el ejemplo de las estatinas, medicamentos caros que previenen las enfermedades cardiovasculares y cuyo consumo crece rápidamente.

Arnés pidió al Gobierno que admita que "es necesario destinar más dinero al gasto farmacéutico". "La Administración debe entenderlo como algo positivo, que evidencia que atendemos las demandas de los ciudadanos, en un sistema del que nos tendríamos que sentir orgullosos", afirmó.

Farmaindustria pactó en 2001 con el Ministerio de Sanidad, un aumento del gasto anual del aumento del PIB más la inflación. El año pasado elo pactado iba del 6,5% al 9,5%. Arnés señaló que sostener ese crecimiento "es muy difícil". "Si el número de recetas crece un 6%, y hay moléculas nuevas que cuestan más que las existentes, es imposible que el gasto crezca menos del 9,5%", afirmó tras la presentación del nuevo código de promoción de medicamentos.

Arnés añadió: "Es legítimo que queramos crecer por encima del PIB, porque si no, entraríamos en recesión". El cambio de posición de Farmaindustria se produjo el día en que Sanidad confirmó que la factura farmacéutica entre enero y junio fue un 10,72% superior al del mismo periodo de 2002.

El ministerio afirma que quiere renegociar el pacto. Además está desarrollando un nuevo sistema de precios de referencia (el máximo que paga la sanidad pública por principio activo). En la práctica el sistema baja los precios y Sanidad prevé ahorrar unos 300 millones de euros al año, según el subdirector general de Asistencia y Prestación Farmacéutica, Alfonso Rodríguez. Arnés pidió a Sanidad que la rebaja se aplique de forma gradual. Farmaindustria sostiene que el cálculo puede bajar los precios un 60% en muchos medicamentos.

La ministra de Sanidad, Ana Pastor, negó ayer en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander que la orden de precios de referencia se haya elaborado al margen del sector, como sostiene la oposición, informa Europa Press. "Se han mantenido muchas reuniones con el sector y se siguen manteniendo", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de julio de 2003