Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ROSARIO ROBLES | Presidenta del PRD | ELECCIONES EN MÉXICO

"Es enorme el descrédito que hay en la política mexicana"

El abstencionismo en las legislativas del domingo será alto, más del 50%, porque son comicios intermedios y es "enorme el descrédito que hay en el Congreso y en la política", según reconoce Rosario Robles, de 46 años, presidenta del Partido de la Revolución Democrática (PRD), izquierda, tercera fuerza mexicana, con 56 diputados. Crecerá más que ningún otro partido, según las encuestas. "Somos los menos afectados por el desinterés y los escándalos". El PRD no descarta un plebiscito para elegir a su candidato a presidente en el 2006. Ambicionan el cargo, no oficialmente, Cuauhtémoc Cárdenas, tres veces fallido aspirante, y el alcalde de la ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador.

Castigado por las pugnas ideológicas y las divisiones, que a veces alcanzaron la categoría de tribus, el PRD alberga a dogmáticos de izquierda y a renovadores socialdemócratas. "Somos de centro-izquierda y defendemos las causas libertarias y sociales, y la participación popular", define Robles. La imagen del partido ganó con la popularidad y el populismo de López Obrador, y aprovechó los escándalos que afectan al gubernamental y conservador Partido Acción Nacional (PAN) y al opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI). Los dos principales partidos mexicanos están acusados de financiación ilegal de su campaña, en las generales de 2000.

El PRD pide que una fiscalía especial investigue al grupo Amigos de Fox, estructura paralela al partido que promovió su candidatura, porque "el Gobierno es juez y parte" en las pesquisas. Lino Korrodi, principal imputado, no era su último responsable, afirmó Robles, sino el propio Vicente Fox. "Hay que llegar al fondo de esos dineros [varios millones de dólares, según un cálculo aún no cerrado] porque está en entredicho la investidura presidencial".

Robles insinuó que algunas de las políticas del Gobierno "tienen que ver con esas facturas que hoy tienen que pagar en el extranjero y que están relacionadas con ese financiamiento de la campaña". La presidenta del PRD citó la apertura al capital privado en los sectores petrolero y eléctrico que promueve el Ejecutivo, "e incluso la posición de México respecto a Cuba". La presidencia de Fox votó contra Fidel Castro en las dos últimas votaciones de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Históricamente se había abstenido. ¿Qué le parece la deportación de miembros de ETA a España durante las presidencias de Ernesto Zedillo (1994-2000) y de Fox? Parece que no le gusta esa práctica, que no es bien vista en determinados sectores de la izquierda mexicana. "Me parece muy bien la entrega de Cavallo [presunto genocida extraditado el pasado sábado a España]".

¿Debe el subcomandante Marcos quitarse la capucha y hacer política sin ella? No le parece mal el embozo porque parte de los simpatizantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), alzados desde 1994, votan al Tribunal de Justicia y quieren a Marcos enmascarado. "Debemos ser respetuosos con su causa y su forma de hacer política; además creo que sin capucha es muy feo".

Para Robles, los problemas esenciales son la pobreza, el desempleo y la desigualdad. La presidenta del PRD advierte de que "no hay democracia que resista 60 millones de pobres [México tiene cien millones de habitantes]". Sus compatriotas, añadió, han perdido durante los últimos 20 años el 80% de su poder adquisitivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de julio de 2003