Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ex presidenta Plavsic llega a Suecia para cumplir condena

Biljana Plavsic, ex presidenta de la República Serbia de Bosnia, llegó ayer a Suecia para cumplir los 11 años de cárcel que le fueron impuestos el pasado febrero por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) por crímenes contra la humanidad.

El traslado es posible en virtud del acuerdo de cooperación suscrito por los países responsables de la formación del tribunal que juzga en La Haya los abusos cometidos en las guerras de los Balcanes. Plavsic había expresado su deseo de ser llevada a una prisión escandinava, y Thomas Bodstrum, ministro sueco de Justicia, confirmó ayer la presencia de la dama de hierro bosnia en Estocolmo. A sus 72 años, Plavsic es el político de mayor rango condenado hasta la fecha por el TPIY. Hallada culpable de haber instigado la persecución y deportación de croatas y musulmanes durante la guerra de Bosnia (1992-1995), la antigua colaboradora de Radovan Karadzic, líder serbio acusado de genocidio, se entregó voluntariamente. Durante el proceso seguido contra ella, el británico Richard May, presidente de la sala que la juzgó, calificó de "crímenes gravísimos que ningún dictamen puede llegar a reflejar", las torturas, violaciones y asesinatos de miles de víctimas de la campaña de "limpieza étnica" que apoyó.

En la sede del TPIY, por otra parte, Slobodan Milosevic sorprendió el pasado jueves a jueces y fiscales al asegurar que Bill Clinton, ex presidente de Estados Unidos, sugirió en 1993 que dejar morir a miles de musulmanes en Srebrenica forzaría la intervención militar extranjera en Bosnia-Herzegovina. Dos años después, en dicha ciudad perecieron unos 7.500 varones musulmanes a manos de las tropas serbo-bosnias del general Ratko Mladic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de junio de 2003