Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán detiene al 'número dos' de Bin Laden, según una TV árabe

La cadena asegura que Al Zawahiri y un hijo del líder de Al Qaeda están bajo arresto

Ayman al Zawahiri, número dos de Al Qaeda; el portavoz de esa organización terrorista, Suleimán Abu Gait, y el hijo mayor de Osama Bin Laden se encuentran entre el "grupo de árabes" detenido por las autoridades iraníes, según informó la cadena vía satélite Al Arabiya citando "fuentes diplomáticas occidentales". Al Arabiya sostiene que el viaje del ministro de Exteriores británico, Jack Straw, a Teherán está vinculado con estas detenciones.

El Gobierno iraní había anunciado que antes de los atentados de Riad del pasado 12 de mayo habían sido detenidos varios miembros de Al Qaeda infiltrados en Irán tras la guerra de Afganistán. El lunes pasado, el portavoz del Gobierno iraní, Abdulá Ramezanzadé, señaló que algunos de los integrantes de ese "grupo de árabes" habían sido identificados, pero no quiso dar detalles y rechazó contestar a las preguntas de los periodistas sobre si se trataba de importantes miembros de Al Qaeda.

Sin embargo, el Ministerio de Exteriores iraní negó ayer las informaciones de la cadena de Dubai, según la CNN. Un portavoz dijo que los detenidos "no han sido todavía identificados". Por otra parte, el secretario de Estado de EE UU, Colin Powell, declaró que no tenía información al respecto.

Al Zawahiri es más importante, si cabe, para Al Qaeda que Bin Laden. Este médico egipcio de 52 años es el gran ideólogo de la organización, y se le considera el cerebro de los atentados del 11-S, además de otros anteriores como los de las Embajadas de EE UU en Nairobi y Dar es Salaam. Al Zawahiri, cuya esposa y tres de sus hijos murieron en los bombardeos norteamericanos en Afganistán, fue uno de los líderes de la organización terrorista islámica egipcia Al Yihad, y propuso la alianza con el multimillonario saudí para fundar el Frente Mundial para Luchar contra los Cruzados y los Sionistas, precursor de Al Qaeda.

Los expertos aseguran que Al Qaeda responde al binomio "del dinero del saudí y la inteligencia del egipcio".

Según Al Arabiya, entre los detenidos en Irán se encuentran "ciudadanos saudíes, egipcios, kurdos iraquíes, kuwaitíes y jordanos". La cadena sostiene que "Teherán está preparando la repatriación de estas personas a sus países". El problema es que algunos de ellos han sido desposeídos de su nacionalidad por sus países de origen, como es el caso de Suleimán Abu Gait, de origen kuwaití.

Al Arabiya asegura que la visita que Straw tiene previsto realizar a Teherán la próxima semana "se dedicará básicamente a este asunto". En Londres, el portavoz de Exteriores dijo ayer que este cuarto viaje de Straw a Irán se mantiene en un contexto de "cierto número de inquietudes internacionales". De ser cierto que el régimen de los ayatolás tiene al número dos de Al Qaeda, no sería extraño que tratase de negociar con Londres su entrega a cambio de garantías de que Irán no será atacado. El Reino Unido mantiene con respecto a Irán una política más moderada que EE UU, que ha incluido a este país en el llamado eje del mal, junto con Irak y Corea del Norte.

Portavoces británicos afirman que Straw presionará a Teherán para que acepte las inspecciones sin previo aviso que exige el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), para aclarar las sospechas de que Irán tiene un programa nuclear militar con el fin de dotarse de armas atómicas. Straw tiene previsto reunirse con el presidente iraní, Mohamed Jatamí.

Por otra parte, el fiscal general iraní, ayatolá Abdolnabi Namazi, anunció ayer que durante las protestas que han sacudido Teherán en las últimas semanas fueron detenidas 4.000 personas, de las que 2.000 fueron liberadas de inmediato. "Entre los que aún permanecen en prisión no hay casi estudiantes", declaró el fiscal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de junio de 2003