Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Simancas se somete a la investidura para ganar tiempo antes de las elecciones

El PSOE no quiere formar Gobierno, sino agotar el plazo de dos meses antes de disolver la Asamblea

Rafael Simancas, portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, quiere someterse a una sesión de investidura. Así se lo manifestó ayer a la presidenta de la Mesa, la popular Concepción Dancausa, que convocó la sesión para el viernes. Simancas dejó claro también su "compromiso" de no ser investido presidente con el apoyo tácito o expreso de los dos diputados tránsfugas, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, para lo que alguno de sus diputados tendría que votar en blanco. La sesión de investidura fallida supone que la Cámara no podrá disolverse antes de dos meses. El PP acusó a Simancas de "mentir a los madrileños".

El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Rafael Simancas, solicitó ayer a la presidenta de la Cámara que le "proponga como candidato a una sesión de investidura". Con esta iniciativa, Simancas pretendía dar una respuesta política a la constitución de un Grupo Mixto formado por los dos diputados tránsfugas, Tamayo y Sáez, con representación en la Diputación Permanente. "Ayer [por el lunes] pudimos comprobar quiénes coinciden en la estrategia y en los votos con estos dos sujetos", afirmó Simancas.

La sesión de investidura que reclamó para sí Simancas y que Dancausa le concedió está condenada al fracaso. El dirigente socialista reiteró su "compromiso" de no ser investido presidente con los votos de Tamayo y Sáez.

El propio Tamayo manifestó ayer que su intención no ha variado y que votaría a favor en una sesión de investidura protagonizada por Simancas, aunque considera que "no es el candidato más idóneo".

Simancas replicó: "No estoy dispuesto a gobernar con el apoyo tácito o explícito de dos corruptos. Quienes votan con los corruptos y quienes obtienen ventajas de su actuación son otros". El PSOE estudiará las posibilidades que existen para evitar ser investido aunque los tránsfugas voten a su favor.

La portavoz del Grupo Popular, Esperanza Aguirre, arremetió contra Simancas: "Desde el día 10 de junio [fecha del pleno de constitución de la Asamblea] el señor Simancas está diciendo todo lo contrario". El futuro candidato socialista a la presidencia "ha estado engañando a los madrileños durante 15 días", según Aguirre, puesto que Simancas había manifestado en la Cámara que no pensaba someterse a una sesión de investidura mientras que los dos trásnfugas no entregaran sus actas de diputado.

Simancas realizó estas declaraciones el pasado día 19, pero matizó que, de no considerarse el próximo viernes como una "sesión de investidura fallida" y por tanto se abría un nuevo plazo de dos meses para buscar candidato, reconsideraría su propuesta de no presentarse.

Simancas argumentó ayer que hubiera sido un fraude a los votantes que el Parlamento regional se hubiera disuelto, como pretendía el Partido Popular, sin "la garantía del cumplimiento de la legalidad".

Los socialistas defienden que la legalidad imponía que se agotará el plazo de dos meses para buscar a un candidato pero que el PP pretendía disolver cuanto antes para hacer irreversible la situación, aunque el PSOE demostrase la existencia de un cohecho y de una trama inmobiliaria como causa de la ausencia de los dos tránsfugas del pleno de constitución de la Asamblea de Madrid, celebrado el pasado 10 de junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de junio de 2003