CRISIS EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Los plazos de la investidura y de la convocatoria electoral

El viernes 27 de junio a las 18.00, la Asamblea de Madrid celebra sesión de investidura en busca de un presidente de la Comunidad. El socialista Rafael Simancas expondrá su programa de Gobierno y 18 horas después le contestarán los portavoces de los grupos parlamentarios. El sábado se votará la investidura de Simancas. Para salir elegido presidente necesita al menos 56 de los 111 votos del Parlamento regional.

Los dos tránsfugas del PSOE, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, ya en el Grupo Mixto, han confirmado su intención de votar a Simancas, con lo que saldría elegido en esa primera votación salvo que algún diputado el grupo socialista, como consecuencia de una estrategia planificada de antemano, renunciase a apoyar a su candidato para evitar que salga elegido gracias al voto de los dos tránsfugas.

Simancas ha rechazado ser investido presidente con el apoyo de Tamayo y Sáez. Si en la primera votación del sábado no sale elegido, habrá un nuevo pleno 48 horas después (el martes, 2 de julio) para una nueva votación en la que Simancas necesitaría más votos a favor que en contra. Si los socialistas mantuvieran su táctica de no aprovechar el apoyo de los tránsfugas, la votación de la investidura se consideraría fallida y se abriría un periodo de dos meses para buscar a un nuevo candidato.

Ese periodo concluiría el 2 de septiembre, y a partir de ese momento se podría disolver el Parlamento regional y convocar elecciones anticipadas en un plazo de 55 días, lo que permitiría una nueva cita con las urnas a finales de octubre o principios de noviembre.

Elecciones en octubre

Esta fórmula elegida por los socialistas mantiene el calendario que en su día propusieron los populares. La candidata Esperanza Aguirre llegó a declarar en conferencia de prensa que lo ideal sería celebrar elecciones anticipadas en octubre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los dos caminos llegan al mismo sitio pero con una diferencia. La fórmula popular, prevista para el caso de que nadie presentara su candidatura a la sesión de investidura, permitiría a la presidenta de la Asamblea, Concepción Dancausa (PP), disolver el Parlamento regional en cualquier momento, sin esperar a los dos meses que pide el PSOE y que los expertos jurídicos consultados por este periódico consideran de obligado cumplimiento.

El PSOE consigue con la sesión de investidura tiempo para seguir investigando la supuesta trama de intereses inmobiliarios y políticos que, según defiende, motivó la espantada de los parlamentarios tránsfugas socialistas.

Los socialistas confían en que las revelaciones de lo ocurrido hagan que Tamayo y Sáez renuncien a sus actas, en cuyo caso no haría falta disolver la Asamblea porque Simancas podría ser investido presidente de la Comunidad con mayoría absoluta.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS